El Sr. Obispo preside la toma de posesión del nuevo Vicario General y de los formadores del Seminario

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, presidía, hace unos días, la toma de posesión de D. Francisco Juan Martínez Rojas como Vicario General de la diócesis. Dicho acto tuvo lugar en el templo del Sagrario de la S.I. Catedral.

Tras el juramento del cargo D. Francisco Juan quiso dar gracias en primer lugar al Sr. Obispo «por la confianza que ha depositado en mí para esta nueva tarea que hoy asumo. Lo hago desde la conciencia de la necesidad de fomentar la comunión en la Iglesia como requisito imprescindible para la labor evangelizadora a la que estamos llamados. Ya San Juan de Ávila señaló que la unión entre obispo y presbíteros del mismo Presbiterio es un signo eficaz de evangelización: «Y, si cabeza y miembros nos juntamos a una en Dios, seremos tan poderosos, que venceremos al demonio en nosotros y libraremos al pueblo de sus pecados, porque… hizo Dios tan poderoso al estado eclesiástico, que, si es el que debe, influye en el pueblo toda virtud, como el cielo influye en la tierra (Plática 1ª, 274ss)»».

«Todos los bautizados, pero especialmente quienes tienen una responsabilidad especial, deben –o debemos- recordar todos los días que no somos grandes por tener tal o cual cargo, porque se nos llame con un tratamiento distinto de los demás. Todos los días debemos recordar que el criterio de la grandeza y del primado según Dios no es el dominio sino el servicio; la diaconía es la ley fundamental del discípulo y de la comunidad cristiana, y nos deja entrever algo del «señorío de Dios». Y Jesús indica también el punto de referencia: el Hijo del hombre, que ha venido a servir; sintetiza toda su misión bajo la categoría del servicio, entendido no en sentido genérico sino en el sentido concreto de la Cruz, del don total de la vida como «rescate», como redención para muchos, y lo indica como condición de su seguimiento. Es un mensaje que vale para los Apóstoles y vale para toda la Iglesia, vale sobre todo para quienes tienen la tarea de guía en el Pueblo de Dios. No es la lógica del dominio, del poder según los criterios humanos, sino la lógica de arrodillarse para lavar los pies, la lógica del servicio, la lógica de la Cruz que es la base de todo ejercicio de la autoridad. Espero que en esta nueva etapa, las palabras que acabo de decir no se me olviden, y configuren esta nueva tarea como un auténtico servicio al único Señor al que vale la pena entregarle toda la vida, sirviéndolo en su Iglesia», continuaba.

Asimismo, tomaron posesión de sus nuevos cargos y realizaron el juramento los nuevos formadores de ambos Seminarios, Mayor y Menor, de Jaén. El Sr. Obispo ha nombrado Rector a D. Luis María Salazar García, Vicerrector a D. Carlos Moreno Galiano y Formador a D. Emilio Samaniego Guzmán.

«Mis palabras no pueden ser de otra cosas más que de agradecimiento. En primer lugar, a Dios que me llamó a participar en la salvación del bautismo. Y sin tener en cuenta mis muchos pecados me llamó a participar en el misterio presbiteral, con el que sirvo a Dios y al pueblo de esta Iglesia de Jaén desde hace ya 19 años. En segundo lugar, a nuestro Obispo por la confianza que representa este nombramiento. También agradezco profundamente al equipo que ha decidido participar conmigo en esta tarea, espero aprender de vosotros en este tiempo», expresaba el nuevo Rector.

Salazar también tuvo unas palabras de agradecimiento para sus antecesores y para los seminaristas. «Quiero dar gracias a los seminaristas, a los presentes, por el sí que han dado al Señor y cuya respuesta a la vocación es la que llena de contenido mi tarea, nuestra tarea. Y doy gracias también a los seminaristas futuros, porque todavía no saben que el Señor los llama, pero que Dios les conceda la generosidad suficiente para responder que sí al Señor en todos los momentos de su vida, no sólo en el momento inicial, sino en ese día a día que supone nuestra entrega al Señor. Y quiero dar gracias también a todas las comunidades cristianas de las que procederán y proceden esos seminaristas, la tierra fecunda en la que Dios siembra la semilla de la vocación».

Finalmente, el Sr. Obispo quiso dar las gracias a D. José Antonio Maroto, D. Carmelo Expósito y D. Juan Jesús Cañete, que cesan en el cargo, por la gran labor realizada. «Voy a ofrecer la Eucaristía de acción de gracias por todo lo que han trabajado el Vicario anterior y el equipo del Seminario. Y también para pedir favores al Señor por los que asumen ahora mismo este cargo. Estoy convencido de que es Él el que lleva la iniciativa y, por tanto, convencido de que el corazón de Jesús les llevará de su mano y la Santísima Virgen también».

Contenido relacionado

Día de los abuelos y personas mayores: «Yo estoy contigo todos los días»

  Hoy, 26 de julio,  la Iglesia en España celebra por primera vez...

Ejercicios Espirituales para sacerdotes en septiembre

La Delegación diocesana del Clero, que dirige el sacerdote D. Juan...

Enlaces de interés