El Obispo de Almería dedica la iglesia de Santa María de Jesús en Huécija

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Durante la celebración de la Misa dominical del pasado 24 de febrero, monseñor Adolfo González Montes, Obispo de Almería, dedicó la iglesia de Santa María de Jesús, perteneciente a la población de Huécija, una vez terminadas las obras de restauración que se han acometido durante los últimos cinco años en el edificio sacro que administra pastoralmente el sacerdote diocesano Rafael Rodríguez Sierra.

La iglesia de Santa María de Jesús es la iglesia conventual del monasterio de frailes de la Orden de San Agustín de Huécija. Expropiado el monasterio y sus inmuebles en 1820, la iglesia volvía al culto en 1821. En 1867 se rehabilitó plenamente, pasando a ser la iglesia principal de la parroquia hasta 1936. De pleno uso parroquial, la iglesia de Santa María de Jesús volvía a acoger a los fieles tras la guerra civil del pasado siglo y en 1984 hubo de ser cerrada al culto por la abertura de grietas en su fábrica.

En 2003 se produjo una primera intervención para recuperar el templo. La diócesis de Almería, mediante convenio con la Junta de Andalucía y el municipio, intervino en el edificio renovando la totalidad de la cubierta y su estructura, con una considerable inversión, pero la persistencia de las grietas y su aumento obligó a buscar nuevos cauces de restauración. La Junta de Andalucía incluyó, finalmente, este importante edificio eclesiástico de estilo barroco rococó en el programa de intervenciones «Andalucía barroca». Finalizada la intervención de la Junta, la diócesis ha asumido la financiación del equipamiento del presbiterio, y del baptisterio, con proyecto aprobado por la Delegación de Cultura de la Junta, para habilitar el espacio a su fin propio y principal, que es el culto divino.

El equipamiento dota a la iglesia del amueblamiento cultual necesario para el desarrollo de la sagrada liturgia: altar de bella factura en mármol blanco y columnas en verde, para la celebración eucarística; y ambón del mismo estilo para la proclamación de la Palabra de Dios. El tabernáculo se ubica sobre plataforma sostenida por un frontal adosado a la cabecera del presbiterio. El baptisterio recupera la pieza histórica del templo, que acoge una hermosa pila bautismal de nueva factura dotada de columna en mármol verde que sostiene el vaso de la pila bautismal de mármol blanco.

La recuperación de la ornamentación de las bóvedas y de la decoración vegetal de algunas capillas y el tratamiento de los lunetos y ventanales que filtran la luz han un bello aspecto al conjunto del interior de la iglesia, que sustituyó a la antigua iglesia conventual desde el inicio de los trabajos de 1723. Del antiguo complejo conventual queda la torre, que con la iglesia cobijó a los frailes y cristianos, unos doscientos, que en la Navidad de 1568 padecieron el martirio en el sangriento levantamiento de los moriscos de las Alpujarras. La iglesia guarda así la memoria de aquel martirio, que jalona la historia de la fe en Almería.

Con la dedicación del domingo 24 por el Obispo diocesano, la iglesia de Santa María recobra su esplendor y uso litúrgico, puesta bajo esta advocación de la Virgen María, Madre de Jesús.

Contenido relacionado

Enlaces de interés