Mons. Asenjo felicita a los sevillanos por su contribución a la Iglesia a través del IRPF

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Mons. Juan José Asenjo ha felicitado a los fieles sevillanos «porque nuestra archidiócesis ocupa uno de los primeros puestos entre las diócesis de España en el porcentaje de declarantes a favor de la Iglesia católica». Según los datos facilitados con motivo de la campaña del IRPF, el año pasado un 44,10 por ciento de los sevillanos marcaron la casilla a favor de la Iglesia, cifra que el arzobispo califica como «estimable», ya que la media nacional está en torno al 33 por ciento.

En una carta dirigida a los sacerdotes de Sevilla, mons. Asenjo informa que «hemos crecido un 0,70 por ciento con respecto al año anterior». En el pasado ejercicio fiscal el número de sevillanos que contribuyeron con la Iglesia por esta vía fue de 318.549, 1.976 más que el año anterior, y el importe total asignado ha supuesto 9.274.063 euros, «de los que nos llegan a nosotros aproximadamente la mitad, pues la otra mitad la compartimos a través del fondo Común Interdiocesano de la Conferencia Episcopal con diócesis rurales más necesitadas», aclara el arzobispo.

En la mencionada carta, mons. Asenjo recuerda que «cumplir honradamente con esta prescripción legal –la presentación de la declaración de la renta- es un deber de todo buen ciudadano. Para nosotros los cristianos es un deber moral y de conciencia», añade. En esta línea, subraya que «con nuestra contribución económica justa y veraz, hacemos posible que los bienes y servicios lleguen a todos, también a los más pobres, que de otro modo no podrían acceder a las prestaciones públicas indispensables». Además, hace hincapié en el «comportamiento censurable de algunos», lo cual «no justifica la inhibición, la mentira o la ocultación, como tampoco lo justifica el posible desacuerdo con el destino que las Administraciones dan a parte de las cantidades que recaudan».

Recuerda que «poner la crucecita no significa pagar más. Debemos hacerlo –añade- incluso en el caso de que nuestra declaración resulte a devolver». En su misiva pide a los sacerdotes que adviertan a los fieles «que podemos marcar simultáneamente la casilla destinada a Otros fines sociales», opción que define como «totalmente recomendable». En este caso son las ONGs para el desarrollo las destinatarias del mismo porcentaje que percibe la Iglesia. Entre ellas se encuentran muchas organizaciones católicas, que trabajan al servicio de los más necesitados, como Cáritas o Manos Unidas.

El arzobispo de Sevilla recalca que la Iglesia «contribuye grandemente al bien común de la sociedad, pues genera cohesión social, cultura y educación; favorece el desarrollo verdadero de las personas, es fuente de valores como la solidaridad, la justicia y la convivencia pacífica y es además escuela de ciudadanos buenos y honrados». Finalmente, reitera la necesidad que tiene la Archidiócesis de medios económicos «para cumplir su misión evangelizadora, para retribuir modestamente a los sacerdotes, mantener los Seminarios, la Curia y los organismos pastorales, ayudar a las misiones, servir a los pobres, a los enfermos, a las personas que viven solas, a los jóvenes, a los niños, a los ancianos y a las familias. Necesita también recursos para cuidar su rico patrimonio artístico y para construir nuevos templos».

Contenido relacionado

Enlaces de interés