Obispo de Jerusalén: «No tengan miedo de visitar Tierra Santa»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Las VI Jornadas de Andalucía con Palestina se han celebrado este jueves en Málaga con la presencia del Obispo de Jerusalén, Mons. William Shomali. El prelado, que ofreció una ponencia, relata cómo vive el conflicto, habla sobre la ayuda a los refugiados y anima a los cristianos a visitar Tierra Santa.

-¿Qué ha supuesto para usted participar en las VI Jornadas de Andalucía con Palestina?

-He venido para escuchar. Y también he venido para dar la opinión de los cristianos árabes sobre el conflicto árabe-israelí.

-¿Cómo vive usted, como pastor de la Iglesia en Jerusalén, la situación que afecta en el conflicto a nuestros hermanos cristianos?

-Es una situación humanitaria muy difícil, precisamente para la gente de Gaza y hay un problema político que nos ha cercenado desde hace 66 años. Los cristianos palestinos son parte del pueblo palestino y sufren a nivel humano y político. Y cualquier solución para este conflicto ofrecerá una ayuda cómoda para los cristianos palestinos.

-En su ponencia ha hecho referencia a los cuatro viajes contemporáneos de los sucesores de Pedro a Tierra Santa. ¿Acompañó usted al papa Francisco en la visita que realizó en mayo?

-Sí, participé en la visita del papa Francisco. Además, planifiqué esa visita desde un primer momento.

-¿Qué ha significado para Tierra Santa esta visita?

-La visita del Papa tuvo dimensiones variadas. A nivel pastoral, a nivel de los cristianos palestinos, se encontró con ellos en Belén y les hizo sentir que el Papa está muy cerca de ellos. Se encontró con cinco familias palestinas, tomó el almuerzo con ellos. Eran familias que, precisamente, tenían dificultades para vivir. Escuchó con atención todos sus problemas y se conmovió, incluso. A nivel religioso, el Papa se encontró con el patriarca Ptolomeo, renovaron sus voluntades en la unificación cristiana y rezaron juntos dentro del Santo Sepulcro en un encuentro del que esperamos resultados directos e indirectos. Nosotros sentimos que hubo una intensificación de los encuentros de Iglesias diferentes. A nivel del diálogo interreligioso, el Papa se encontró con los responsables de distintos credos, como si dijese que la vida en común es posible y es un compromiso. En cuanto al nivel político, el Papa concentró su misión en que la solución a la problemática actual es que haya dos estados viables. Durante su visita a Belén, el Papa se paró en el muro de separación y rezó durante cuatro minutos. Esta oración que hizo junto al muro tuvo una repercusión mucho más importante, incluso, que los discursos que pudo pronunciar. Como si dijese: «Este muro no tiene que existir». Es lo que él quizo decir con su oración. Como si repitiese, incluso, la frase que dijo Juan Pablo II: «El mundo necesita más puentes y menos muros de separación».

-En medio de tanto dolor y sufrimiento ¿los cristianos acuden a la Iglesia Católica buscando consuelo espiritual o ayuda para su supervivencia?

-Los cristianos palestinos son todos creyentes y practicantes. Aman mucho a su Iglesia y a su patria. La Iglesia está muy cerca de ellos en lo que se refiere a sus problemas. Después de la guerra, la Iglesia de Gaza y sus asociaciones benéficas intentaron prestar ayuda a todas las personas. Cáritas, Misiones Pontificias prestaron muchas ayudas y de un modo muy rápido. Incluso abrieron las Iglesias ante la entrada de refugiados palestinos, sean musulmanes o cristianos para que se protegieran dentro de las Iglesias. Incluso los musulmanes en Gaza han reconocido que la Iglesia ha estado muy cerca de ellos en los momentos difíciles durante la guerra. Pero la gran ayuda que puedan esperar los palestinos es que venga la paz. Porque la ausencia de paz es lo que está causando los problemas que ellos sufren. Nosotros, como pueblo palestino, tanto cristianos, musulmanes, como incluso judíos, esperamos que haya peregrinación hasta la Tierra Santa. Después de la guerra de Gaza, el 90 por ciento del número de peregrinos anual ha dejado de visitar la Tierra Santa. Ahora están volviendo. Y voy a aprovechar esta ocasión para decir a los creyentes españoles, y aquí en Málaga, que vengan, que no tenga miedo a la hora de visitar la Tierra Santa. A pesar de las dificultades, el camino entre Nasra, Belén, Jerusalén, es una vía pacífica y no hay peligros. Todo el mundo estima y respeta a los peregrinos y no hay ningún peligro hacia sus vidas.

-¿Cómo se puede convencer al gobierno israelí de que, quizá, la fraternidad puede ser la única vía posible para la resolución del conflicto?

-Somos todos hijos de Abraham. Somos todos hermanos. Pero entre hermanos a veces hay problemas. Y hay que solucionarlos. La enemistad entre hermanos siempre es mucho más dura que la enemistad entre primos. Y para volver a ser hermanos hay que dar solución a las raíces del conflicto árabe-israelí. Y después podrán vivir ambos pueblos juntos. Porque actualmente, dentro del Estado de Israel, existen árabes, cristianes, musulmanes, que viven de un modo aceptable dentro de Israel. Y eso puede ocurrir también en el pueblo palestino. Actualmente hay miles de palestinos que trabajan dentro de Israel y entran y salen diariamente. Y si no fuese por el problema político, la vida hubiese sido mucho más fácil que hasta ahora entre ambos pueblos. En 66 años hubo nueve guerras y estas guerras han causado ignominias y odios. Y los odios generan guerras. Y después las mismas guerras que vienen a resultas generan más odios. Es la pescadilla que se muerde la cola. Por tanto, tenemos que salir de este círculo vicioso. Necesitamos, por supuesto, rezar. Necesitamos una solución política desde Naciones Unidas, con la ayuda de los estados europeos y Estados Unidos y también el esfuerzo y el empeño de todas las Iglesias.

Contenido relacionado

Iglesia de la Aurora y la Divina Providencia, en Málaga

El 25 de febrero de 1775 las Dominicas tomaron posesión de...

Iglesia de los Santos Mártires, en Málaga

Aunque la tradición sitúa la fundación de la iglesia en 1490,...

Enlaces de interés