El Via-Crucis con el Cristo de la Expiración inicia la Cuaresma en Jaén

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, presidió, el pasado miércoles de ceniza, en la Catedral de Jaén, la Misa de esta jornada con la que se inicia el tiempo de cuaresma

El templo catedralicio se llenó de fieles a los que se les impuso la ceniza como señal de arrepentimiento. Previamente, lavenerada imagen del Santísimo Cristo de la Expiración salía desde la Parroquia de San Bartolomé hacia el primer templo diocesano. Este año la cofradía de la Expiración celebra el 250 aniversario de su fundación y ha sido su imagen titular la elegida por la agrupación de cofradías y hermandades de la ciudad de Jaén para el tradicional viacrucis con el que se inicia la cuaresma.

 La solemne celebración eucarística estuvo concelebrada por D. Antonio Ceballos, obispo emérito de Cádiz y Ceuta y miembros del Cabildo Catedralicio. Igualmente, estuvieron presentes las autoridades civiles y militares, la Junta directiva de la Agrupación de Cofradías de Jaén, así como diversos miembros de las distintas cofradías y hermandades de la ciudad, y multitud de fieles.

 Durante su homilía el Sr. Obispo hizo hincapié en la importancia de caminar junto a Cristo e imitarlo durante la Cuaresma. “Iniciamos hoy el tiempo litúrgico de la Cuaresma, camino hacia la Pascua. Es tiempo de especial preparación para el Triduo Sacro que culmina la gran vigilia del Sábado Santo y el Domingo de Resurrección. El programa y camino a seguir es hacer este recorrido junto a Jesús, que es nuestro modelo, quien para recorrer su última etapa de su misión salvadora, encomendada por su padre Dios, fue llevado por el Espíritu al desierto donde ayunó 40 días y 40 noches. Vamos, también, nosotros a imitar a Cristo en su penitencia y subir con Él hasta Jerusalén, donde conmemoraremos y reviviremos su pasión, muerte y resurrección”.

 

 “El Concilio Vaticano II, concreta y nos enseña, con la misma fuerza y sabiduría que lo hacía hace medio siglo, en qué ha de consistir nuestra preparación. Nos dice que  hemos de entregarnos más intensamente a oír la Palabra de Dios y a la oración, rememorando las exigencias de nuestro bautismo y practicando la penitencia, incluido el ayuno, y detectar el pecado como ofensa a Dios. La penitencia debe culminar en el sacramento de la reconciliación y que las prácticas penitenciales no han de quedarse únicamente en el plano individual de meros deseos, si no que han de manifestarse, en concreto, a través de la limosna y el servicio a los más necesitados”, continuaba.

 

Asimismo, D. Ramón del Hoyo recordó el significado del rito de la ceniza. “El rito de la imposición de la ceniza, en este día, es un acicate para introducirnos en este espíritu cuaresmal. En la antigüedad era el rito que el Obispo señalaba para los pecadores públicos que deseaban reconciliarse con Dios, era el llamado bautismo laborioso o la segunda tabla después del naufragio. Hoy la ceniza nos recuerda, sobre todo, nuestra efímera condición. Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás. Pero, especialmente, nos avisa de que a la luz de la fe, la ceniza nos invita a la conversión con estas palabras: «convertíos y creed en el Evangelio». Que paso a paso y día a día, acompañemos al Señor desde la oración, austeridad y limosna en este tiempo de Cuaresma”. 

 

 Tras la ceremonia el Cristo de la Expiración presidió el Vía Crucis organizado por la Agrupación de Cofradías, cumpliendo el itinerario previsto que discurrió por  la Plaza de Santa María, Carrera de Jesús, Almenas, Muñoz Garnica, Plaza de  San Ildefonso, Ignacio Figueroa, Bernabé Soriano, Plaza de San Francisco, Campanas, Cerón, Colón, Martínez Molina, Virgilio Anguita y Plaza de San Bartolomé.

Contenido relacionado

Iglesia en Jaén 666: «Ministerio sacerdotal: un servicio de amor»

CARTA DE NUESTRO OBISPO Carta del Obispo: Homilía del Obispo de Jaén...

Enlaces de interés