Treinta jóvenes participan en la convivencia vocacional en el Seminario

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El pasado sábado 15 tuvo lugar la primera convivencia vocacional del curso en el Seminario Metropolitano de Sevilla, a la que acudieron unos treinta jóvenes de diferentes parroquias de la Archidiócesis.

La cita era a las a las diez y media de la mañana, hora en la que se hizo una pequeña oración en la capilla ante la Virgen del Buen Aire y una presentación de los participantes, que tenían entre 14 y 30 años aproximadamente. También estuvieron presentes los seminaristas menores y sus formadores. Allí se les explicó la dinámica que se seguiría en la convivencia, en la que todos se introducirían en el Evangelio de los discípulos de Emaús, invitándoles a ser un personaje más del pasaje.

Hubo una catequesis, impartida por los diáconos de la Pastoral Vocacional, en la que se dividió a los jóvenes en dos grupos de edad: hasta primero y desde segundo de Bachillerato. En ella se hizo la dinámica de la «silla», que va a ser el hilo conductor de la campaña vocacional de este año. ¿»Te gusta estar sentado?» era el lema de la convivencia, indicando que hace falta abandonar las «sillas» –las comodidades, miedos, incertidumbres– para escuchar la llamada del Señor y seguirlo por el camino. Al igual que los discípulos de Emaús, hay que caminar y estar en búsqueda para descubrir la voluntad del Señor. Por turnos, los jóvenes se fueron sentando en la silla y contando cómo han intentado vencer sus comodidades y qué les ha hecho levantarse. Fue una experiencia muy enriquecedora, en la que unos se sintieron identificados con el testimonio de otros, con un punto en común: la búsqueda de la voluntad de Dios.

Después de la catequesis, los jóvenes se dividieron en parejas para hacer el «camino de Emaús» y poder compartir de forma íntima el paso de Dios por sus vidas. El punto de partida era el Seminario y el de llegada la parroquia de Santa María del Mar en los Bermejales: ¡1,8 kilómetros de distancia! Allí –con una calurosa acogida por parte de su párroco, Manuel Palma y de su seminarista, Plácido Díaz –se celebró la Eucaristía, como culmen de la jornada, al igual que lo fue también de la jornada de los discípulos de Emaús: al partir el pan reconocieron al Señor.

Por último, se disfrutó de una comida –muy abundante– en los jardines de la parroquia, gracias a la colaboración del grupo de Vida Ascendente de Nuestra Señora del Mar. Y por último, el camino de vuelta: para algunos, ¡otros 1,8 kilómetros más!

Inicio del Preseminario

Coincidiendo con la convivencia, el pasado fin de semana se inició también el Preseminario de este curso. El viernes 14 por la tarde varios jóvenes que se encuentran en un proceso de discernimiento más profundo tuvieron una catequesis y una adoración al Santísimo con rezo de Vísperas. Algunos de ellos se quedaron a dormir por primera vez en el Seminario, algo que les ayudó a comenzar a integrarse en el ritmo de vida de los seminaristas. El Preseminario tendrá lugar una vez al mes, con un grupo de jóvenes –que se espera que vaya creciendo a lo largo del curso– que están dispuestos a seguir al Señor desde el sacerdocio.

Para contactar con el Seminario para poder participar en algunas de estas actividades que se harán en este curso, está disponible la siguiente dirección de correo: pastoralvocacional@archisevilla.org. También los perfiles en Twitter y Facebook de Pastoral Vocacional Sevilla

Manuel Jiménez

Contenido relacionado

#HazMemoria | La catequesis, una imprescindible misión

El servicio del catequista dentro de la Iglesia es muy antiguo....

Enlaces de interés