La iglesia parroquial Santa María la Blanca de Fuentes de Andalucía se reabre al culto

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Después de tres años de obras que han dado como resultado una magnífica y ejemplar restauración, el pasado 6 de diciembre se reabría al culto la iglesia parroquial Santa María la Blanca, el principal templo y monumento más importante de Fuentes de Andalucía.

Una fecha que quedará marcada para la historia en el calendario local, pues supone la consecución de un hito en el que han estado implicados cientos de fontaniegos durante la última década.

El pueblo con su Iglesia

El arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo, presidió el rito de la dedicación de la iglesia y consagración de su Altar Mayor, acompañado por el párroco, José Antonio Martínez, y más de una veintena de sacerdotes, en una solemne ceremonia que se extendió durante más de dos horas. Tanto el prelado como el párroco hicieron público su reconocimiento al pueblo de Fuentes de Andalucía, principal impulsor de la restauración de Santa María la Blanca. De hecho, mons. Asenjo ha destacado posteriormente este hecho, «todo un ejemplo a seguir –destacó-, como comunidad implicada en el mantenimiento de su Iglesia». Y es que la intervención ha tenido un coste que ha superado los 1.332.000 euros, de los cuáles 700.000 han sido aportados por los fieles a través de la comisión creada para la restauración del templo. Por su parte, la Archidiócesis ha contribuido con más de 400.000 euros y el Ayuntamiento de la localidad con 75.000 euros.

En su homilía, mons. Asenjo reiteró la «ejemplaridad» de implicación del pueblo con el proyecto de la iglesia, y pidió que «de aquí en adelante, la comunidad parroquial fontaniega sea una comunidad viva, dinámica y comprometida con el devenir de su parroquia, permaneciendo siempre unidos». Posteriormente, con ocasión de la visita que cursó a las obras en la iglesia sevillana de Santa Catalina, el arzobispo volvió a destacar el ejemplo de Fuentes de Andalucía, como «pueblo que ama sus raíces y se implica en la conservación».

La Archidiócesis de Sevilla, parte activa e imprescindible en este proyecto, estuvo representada además por Alberto Benito, ecónomo diocesano; y Luis Verano, responsable diocesano de Obras y Rehabilitaciones.

Contenido relacionado

Enlaces de interés