9.138 peregrinos llegaron a Santiago de Compostela desde Sevilla en 2017

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Junto a la Catedral de Sevilla se encuentra la baldosa que, aunque rota y maltrecha, señala el inicio del Camino de la Plata, la Vía Mozárabe, que recorre 1.004 kilómetros hasta Santiago de Compostela por Orense. Por esta vía llegaron a la seo compostelana 9.138 peregrinos en 2017, de los cuales 2.195 salieron desde Sevilla, según datos ofrecidos por la Oficina del Peregrino.

El año pasado arribaron a Santiago de Compostela 301.036 peregrinos provenientes de todo el mundo. La gran mayoría a pie (92.5%), muchos en bicicleta (7.3%), otros a caballo (0.14%) e incluso algunos en sillas de ruedas (43 peregrinos). Pero todos felices de haber alcanzado la meta.

Los andaluces ocupan el primer lugar entre los peregrinos españoles llegados a la Catedral de Santiago, seguidos por madrileños, valencianos y catalanes. En total, 132.478 españoles hicieron el Camino, de los cuales 3.200 eran sevillanos.

Sin embargo, los extranjeros fueron más. Peregrinos proceden de Italia (27.073), Alemania (23.227) y Estados Unidos (17.522), encabezan la lista de las 168.557 personas que llevaron la Compostela fuera de España.

Sevilla ocupa hoy el segundo lugar en el mundo entre las ciudades de donde parten más peregrinos con la intención de recorrer al menos 1.000 kilómetros hasta Santiago, precedida del centro peregrino francés Le Puy. Para la Asociación de Amigos del Camino de la Plata es difícil conocer con exactitud el número de peregrinos que parten de Sevilla, pues no todos pasan por sus oficinas ni duermen en los albergues municipales, donde tienen registro de los peregrinos. Por lo que la cifra podría ser mayor.

Contenido relacionado

Entrega del palio arzobispal a mons. Saiz

Acto de entrega del palio arzobispal a mons. Saiz Meneses, por...

Bienquerencias que salvan vidas

No podemos ni imaginar el bien que podemos hacer a una...

Enlaces de interés