«El consumo de droga se ha normalizado y eso es grave»

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Proyecto Hombre ha presentado este lunes en el Ayuntamiento de Málaga la Memoria 2016, un informe protagonizado por las 648 personas que han sido atendidas el año pasado dentro del programa terapéutico y educativo desarrollado por la Fundación CESMA.

En el acto han estado presentes el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el vicepresidente de la Fundación CESMA, Juan Serrano, la directora de Proyecto Hombre Málaga, Belén Pardo y la concejala de Asuntos Sociales, Ruth Sarabia. En dicha memoria, se realiza una comparativa entre los tres últimos años de trabajo y los tres primeros, destacando cambios significativos como la diversificación de las adicciones tratadas y el hecho de que casi el 70% de los atendidos son menores de 30 años.

En palabras de la directora, Belén Pardo, «el tema de las adicciones se ha invisibilizado socialmente, se ha normalizado, y una persona es capaz de compaginar una vida «normalizada» con el consumo de estupefacientes, lo que hace que tarde mucho más en acudir a buscar ayuda. Pero eso no significa que no haya personas y familias enteras viviendo verdaderos dramas. Y con amor y profesionalidad, estamos aquí para posibilitar el cambio para la felicidad».

Entrevistamos a su directora, Belén Pardo.

¿Qué dato destacarías de esta memoria?

Destacaría el número de personas atendidas a lo largo del año, que son 648, pero no por el número, sino por el cuidado y el acompañamiento que les hemos ofrecido para que puedan hacer un proceso de cambio en alguno o todos los aspectos de su vida. También, como podréis observar, hemos hecho una comparativa de los tres últimos años respecto de los tres primeros años de andadura. Y hay cosas que han cambiado, y otras que permanecen. Ha cambiado el tipo de consumo de droga por la que acuden; el nivel de estudios, que es más alto actualmente; la edad a la que acuden a un servicio especializado como el nuestro; la situación laboral que traen al inicio, ya que un 80% está en alta laboral cuando llegan,… Incluso ha cambiado el motivo de la demanda inicial, ya que trabajamos con personas que no presentan problemas de consumo de droga, y la respuesta diversificada que les damos debido al cambio en la demanda. Por último, también visibilizar que las fotos de los equipos de este año se componen del personal contratado y de las personas voluntarias que nos acompañan desde la solidaridad y la entrega desinteresada en cada uno de los programas.

¿Qué aporta la creación del grupo de Apoyo Joven?

Es la respuesta a personas de una franja de edad a la que es difícil dar respuesta. Se trata de jóvenes de 18 a 25 años y sus familias. La demanda estaba, aunque más esporádica; ahora están apareciendo padres y madres buscando soluciones a jóvenes que se sienten insatisfechos con su vida, en una edad en la que ya no son menores, y en la que no tienen todavía recursos para independizarse ni, en muchos casos, la esperanza de hacerlo en un futuro. Así es que dan respuestas inadecuadas a necesidades claras y dignas. Se trata de reconducir esa energía hacia lugares más saludables y más prosociales. Y de situar a los padres y las madres en un lugar más constructivo para sus hijos e hijas.

¿Qué conclusión sacas, como directora, de la labor realizada?

La de que hay que seguir trabajando y mejorando cada día, desde el agradecimiento. Ha sido un año duro económicamente hablando, pero seguimos teniendo clara nuestra MISIÓN. Las entidades y personas, comenzando por la Fundación y terminando por la última persona que acaba de llegar a iniciar un proceso, tienen su «para qué» en esta casa. Y tenemos la responsabilidad de sacar hacia adelante este trabajo, porque las personas nos siguen necesitando. El que se haya invisibilizado socialmente el tema de las adicciones no quiere decir que no haya personas y familias enteras que estén viviendo verdaderos dramas. Y con amor y profesionalidad estamos aquí para darles respuesta y posibilitar el cambio para la felicidad.

Consulte la Memoria Proyecto Hombre 2016.

Contenido relacionado

EL ESPEJO ANDALUCÍA, 10 de septiembre de 2021

Las delegaciones de Medios de Comunicación de las diócesis andaluzas emiten...

José López Solórzano: «Es un honor formar parte de un Cabildo con tantos siglos...

El Sr. Obispo ha nombrado cuatro nuevos canónigos, que eran acogidos...

Ha fallecido el sacerdote diocesano Miguel Vega

Ha fallecido el sacerdote diocesano Miguel Vega Martín, de 71 años...

Enlaces de interés