Presentado un libro sobre el sacerdote mártir D. Francisco López Navarrete

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

Con motivo del 75 aniversario de su martirio.

La localidad de Villanueva del Arzobispo ha celebrado un homenaje al sacerdote villanovense D. Francisco López Navarrete, con motivo del 75 aniversario de su martirio. Durante el acto se presentó el libro «El hombre que abrazó a Dios», una biografía del sacerdote, obra del Padre Pedro Aliaga Asensio, natural de Villanueva y miembro del Consejo General de la Orden Trinitaria, que actualemente reside en la comunidad trinitaria de San Carlos de las Cuatro Fuentes (Roma). Asimismo, en este acto se presentó un cuadro de D. Francisco López Navarrete, obra del pintor y escultor local Felipe Herreros.

El acto, que tuvo lugar en el Salón Parroquial de San Andrés, fue presentado por  el párroco, D. Bartolomé López y por D. Manuel López, cronista del municipio. Por su parte, el Padre Saturnino López, trinitario, hizo una breve presentación del escritor del libro, Padre Pedro Aliaga.

Asistieron a este acto D. Francisco Juan Martínez Rojas, vicario episcopal,  D; Antonio Aranda Calvo, presidente de la Comisión de las causas de Santos, varios sacerdotes del arciprestazgo de Las Villas- Condado así como autoridades del pueblo y un numeroso público. 

Se han publicado 500 ejemplares del libro «El hombre que abrazó a Dios». El libro recoge la biografía de D. Francisco, un sacerdote entregado por completo a los más  necesitados. “Esperemos que muy pronto sea nombrado beato este mártir que dio  la vida por Cristo y murió gritando ¡Viva Cristo Rey!”, comenta el párroco de la localidad D. Bartolomé López.

Su proceso de beatificación está en marcha, junto con el proceso del Sr. Obispo de la Diócesis, Monseñor Manuel Basulto Jiménez,  el Vicario General y Deán, Don Félix Pérez Portela,  el párroco Don Francisco Solís Pedraja, de Mancha Real,  el seminarista de Monte Lope Álvarez, Manuel Aranda Espejo y el joven de Acción Católica, José María Poyatos Ruiz,  todo ellos mártires jienneses, asesinados durante el verano de 1936, en el inicio de la guerra civil.

Contenido relacionado

Iglesia en Jaén 666: «Ministerio sacerdotal: un servicio de amor»

CARTA DE NUESTRO OBISPO Carta del Obispo: Homilía del Obispo de Jaén...

Ejercicios Espirituales para sacerdotes en septiembre

La Delegación diocesana del Clero, que dirige el sacerdote D. Juan...

Enlaces de interés