Los sacerdotes participan en una jornada de formación centrada en temas sociales

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El Seminario Diocesano de Jaén acogía el pasado 17 de febrero la Jornada de Formación Permanente del Clero. Este año el tema se centraba en la mujer y, especialmente, en las mujeres que sufren síndrome post-aborto.

Así, el acto, convocado por la Delegación Episcopal del Clero comenzaba a las 10.30 horas con la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López.

A continuación, D. Juan Arévalo, Delegado Episcopal del Clero, quiso dar la bienvenida e insistió en la importancia del apoyo al Proyecto Raquel y las mujeres. «Lo importante es que nosotros apoyemos el Proyecto Raquel, lo hagamos nuestro. En el confesionario no estamos para juzgar a nadie, sino para llevar el perdón y la misericordia de Dios».

Por su parte, María Luisa Rodríguez, responsable del programa de mujer de Cáritas Diocesana quiso hacer hincapié en los objetivos de dicho programa.

«Los objetivos son acoger, acompañar y promocionar a las madres jóvenes y sus hijos en el proceso de reincorporación al mercado laboral y a la sociedad en general como familia normalizada desde un recurso residencial. Contamos un piso en el que se acoge físicamente a las mujeres y se hacen procesos de reincorporación. Las causas por las que llegan las mujeres a nosotros son varias: desde madres solteras sin recursos a malos tratos… y desde ahí intentamos hacer un proceso integral con ellas. También se hacen acompañamientos personales a otras mujeres que aunque no viven en nuestros recursos. Otro objetivo es ofrecer escucha, apoyo y acompañamiento a mujeres embarazadas que se plantean interrumpir la gestación, planteándoles alternativas y recursos que hay a su servicio. También se hace ese acompañamiento a las mujeres que deciden acabar con ese embarazo y aquí es también donde entra el Proyecto Raquel. Otro objetivo es proporcionar a las mujeres de etnia gitana la posibilidad de formarse en tareas que les ayuden a mejorar su calidad de vida y la de sus familias y proporcionarles herramientas que redunden en mayores cuotas de participación social. Además, abordamos otros problemas que afectan a las mujeres excluidas o en riesgo de exclusión, como la violencia doméstica, la trata de blancas…Y el último objetivo es realizar una evangelización implícita para que a través de nuestras acciones estemos haciendo real el amor de Dios hacia sus preferidos, en este caso las preferidas. También hay momentos en las que realizamos evangelización explícita cuando las mujeres o las familias lo requieren o vemos que es adecuado».

«Este programa es diocesano. Es muy importante que todos lo sintamos como nuestro, que sepamos que está ahí y que podemos acudir. Nos movemos a los pueblos, dónde haga falta… Nos hacemos presentes cuando se detecta un caso de una mujer que necesita ayuda y orientación, nos encontramos con ella, con el equipo de Cáritas, con el sacerdote, con servicios sociales… con quien sea necesario. Lo más importante es que nadie quede en el vacío», insistía Mª Luisa.

Tras un breve descanso, Isabel Sánchez y Ricardo Cobo, responsables del Proyecto Raquel en la Diócesis explicaban qué es el proyecto Raquel y cómo se está desarrollando en Jaén.

«El Proyecto Raquel es la respuesta de la Iglesia Católica al drama del aborto, y busca ofrecer un camino de esperanza, de reconciliación y de sanción, a las personas que están sufriendo el síndrome post-aborto (SPA), ya que son muchas las mujeres, y también hombres que se han visto envueltos en un aborto voluntario, y que después no se sienten en paz. Es una organización diocesana compuesta por una red de sacerdotes, consejeros y psicólogos especialmente formados para ofrecer una atención individualizada», afirmaban.

Al finalizar la intervención se ofreció un turno de preguntas y diálogo. La jornada culminaba alrededor de las 14 horas.

Contenido relacionado

Iglesia en Jaén 666: «Ministerio sacerdotal: un servicio de amor»

CARTA DE NUESTRO OBISPO Carta del Obispo: Homilía del Obispo de Jaén...

Cuarto y último día de las Jornadas Juveniles de Verano en Trayamar

Tras tres días muy intensos, el último día de las jornadas...

Enlaces de interés