El Obispo preside la apertura de curso del Seminario diocesano, con la incorporación de seis nuevos seminaristas

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado sábado, 2 de octubre, se celebraba la inauguración oficial del curso del Seminario Diocesano y de los diversos Centros de Formación de la Diócesis.

La celebración de la Eucaristía, en la Capilla Mayor del Seminario, estuvo presidida por el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro y concelebrada por los formadores y un buen grupo de profesores del Seminario, junto a párrocos de los seminaristas y el Rector de la Facultad de Teología de Granada. También, participaron las religiosas y personal de la casa, algunos familiares de los seminaristas y amigos.

En su homilía, Don Amadeo, dirigiéndose a los seminaristas les pidió que confiaran siempre en el Señor y en la Iglesia. “Tenedlo presente siempre, buscadlo cuando aparezcan dificultades y dejaos acompañar por ese amor y esa presencia de Dios. Tened, también, mucha confianza en vuestra casa común, la Iglesia Universal, concretada, en este caso,  en la Iglesia diocesana. Dejaos acompañar, también por el clero diocesano, que tiene una con vocación de servicio y, además, algunos son los encargados o elegidos de vuestra formación, vuestro acompañamiento espiritual, etc”.

El Obispo, le pidió, también, a los formadores y profesores que el Seminario sea el primer hogar que sintonice con la vida de la Iglesia, una Iglesia que camine en sinodalidad y unida, como nos pide el Papa Francisco. En este sentido, Don Amadeo animó a los allí presentes a participar de forma activa en el Sínodo al que está convocado el pueblo de Dios, aportando una reflexión en profundidad sobre nuestra Iglesia.

Quiso finalizar su homilía pidiendo a los Ángeles Custodios, cuya fiesta celebrábamos ese día, que proteja a los seminaristas y que haga de ellos unos buenos sacerdotes y pastores, según el corazón de Cristo.

Acto académico

Ya en el salón de actos, tras el saludo a los asistentes, el Rector, D. Juan Francisco Ortiz, comenzaba dando la bienvenida a los allí presentes y explicó que el Plan de Fornación sacerdotal de la CEE «Formar pastores misioneros» “nos recuerda la necesidad de trabajar en sinodalidad. Por ejemplo, en el número 191 nos habla de la necesidad de cultivar en el Seminario la «diocesaneidad» como experiencia de íntima pertenencia a una Iglesia particular con un vivo sentido de la sinodalidad, asimilando los rasgos propios de una espiritual de comunión”. Asimismo el Rector quiso presentar a los seis nuevos seminaristas de introductorio. A los cinco que ya se formaban en el Seminario el pasado curso, se suman: Juan Alfonso Guirao, de Andújar; Ángel de la Torre, de Jaén; Víctor Vitutía, de Veracruz; Antonio José Partal, de Torredonjimeno; Salvador Ruíz, de Jaén; y Daniel Cano, de Jaén.

A continuación, el Vicerrector del Seminario, D. Juan Carlos Córdoba, dio lectura a la memoria del curso pasado.

La lección inaugural titulada «¿Dios existe? Las razones de la fe », corría a cargo del Jefe de estudios y profesor del Seminario, D. Juan Jesús Cañete.

Tras la conferencia, se celebró un pequeño acto homenaje en honor al profesor ya emérito D. Manuel Carmona García, que quiso hacer un pequeño recorrido por su ministerio sacerdotal, para agradecer a la Iglesia de Jaén “el haberme dado la oportunidad de enseñar durante 46 cursos y a las casi ocho últimas generaciones de presbíteros que en nuestro seminario se formaron, a ellos debo los mayores gozos de mi ministerio. Sus ganas de aprender fueron siempre el mayor sostén de mi esfuerzo y motivado siempre por la importancia tan decisiva para su futuro ministerio en las materias que podía impartir yo”. Y añadió: “Ciertamente con vosotros y al enseñaros he disfrutado lo mejor de mi ministerio y he recibido el mayor consuelo de todos mis esfuerzos. Gracias pues a la Iglesia en cuyo seno escuché la llamada y me preparó para hacerlo. Ahora solo queda confiar en que el Señor seguirá haciendo crecer lo sembrado”. Por último, el profesor emérito, recibía de manos del Obispo la insignia de plata del logo del Seminario, que representa una cruz con una rama de olivo.

Finalmente, Don Amadeo cerró el acto académico dando la enhorabuena a D. Manuel Carmona y recordándole que es muy querido en por la Iglesia de Jaén y por el Seminario.  El acto concluyó con un pequeño aperitivo.

 Galería fotográfica: «Apertura del curso del Seminario»

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Los seminaristas visitan Baños de la Encina

Continuando con una tradicional costumbre de visitar las distintas comunidades de...

Presentado en Baeza el libro «Atlas Visual de San Juan de Ávila”

Este pasado jueves, en la Capilla de San Juan Evangelista, se...

Los sacerdotes del Arciprestazgo de Mágina se reúnen en Jódar

Los sacerdotes del Arciprestazgo de Mágina, el pasado lunes 18 de...

Enlaces de interés