Misioneras de la Caridad: bálsamos de amor

Entre las distintas fotografías, está la instantánea que resume todo el carisma de Madre Teresa de Calcuta: el cuidado y amor a las personas, especiamente a los más pobres, como si se cuidase y amase al mismo Cristo. Una fotografía que nos habla al corazón y puede contemplarse en la Exposición Oficial «Vida y espiritualidad de Madre Teresa» en la Diócesis de Granada.

Una vez se accede al Edificio de la Curia Metropolitana y se atraviesa el patio interior, donde se encuentra parte de los paneles fotográficos y una gran foto de Madre Teresa con amplia sonrisa, la exposición en el interior de la sala está presidida por una sencilla instantánea que resume todo el carisma vivido por Madre Teresa y que comunicó y dejó como legado a sus hermanas Misioneras de la Caridad, congregación que fundó en 1950.

La fotografía muestra a una hermana Misionera de la Caridad arrodillada ante un cuerpo famélico y enfermo, limpiándolo con sus propias manos llenas de espuma. Lo hace con mesura, con cuidado, con delicadeza, con la exquisitez de quien toca algo sagrado. El tiempo se detiene y sólo importa ese instante que está lleno de eternidad. Tras ellos, cuelga de la pared un cuadro que representa la Piedad, Cristo muerto en los brazos de su Madre tras la crucifixión. Su muerte y Resurrección es lo que confiere de sentido el modo en que la hermana atiende al necesitado, imitando así a Cristo, y con un amor que se acerca al amor con el que Cristo nos ama.

Ese es el fundamento del carisma que fundara Madre Teresa de Calcuta, para cuidar a huérfanos, enfermos, y postrados; a los pobres más pobres, en medio de la suciedad y miseria extremas, pero con la necesidad del corazón satisfecha para quienes sus manos fueron, y hoy continúan siendo en sus hermanas, un bálsamo de amor.

Este legado de amor incondicional por los más pobres, y por todas las personas con las que se encontraba santa Teresa de Calcuta, hoy continúa en medio del mundo a través de su congregación y de la familia vinculada a su carisma. Un legado que tiene como roca el propio Evangelio: «Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; estaba enfermo, y me visitasteis; estaba preso, y vinisteis a verme» (San Mateo, 25, 35-36).

La instantánea puede contemplarse en la Exposición Oficial «Vida y espiritualidad de Madre Teresa», organizada por el Centro Madre Teresa de las Misioneras de la Caridad, en la Curia Metropolitana (Plaza Alonso Cano), hasta el 13 de julio, gratuitamente. El horario es de lunes a viernes, de 10 a 13:30 horas, y los sábados de 11 a 14 horas. Además, podrá visitarse en horario de tarde, los martes y jueves, de 10 a 14 horas, excepto el jueves del Corpus, día 31, que sólo tiene horario de mañana. Asimismo, podrán realizarse visitas guiadas, previa confirmación en el teléfono 648-803-158.

La Exposición sobre Madre Teresa, que se creó para conmemorar el centenario del nacimiento de Madre Teresa en 2010, llega a la Diócesis de Granada tras recorrer cerca de 40 ciudades españolas, y otras ciudades del mundo, y tras participar en distintas Jornadas Mundiales de la Juventud, entre ellas la de Madrid 2011.

Paqui Pallarés

Contenido relacionado

Enlaces de interés