El Movimiento Familiar Cristiano retoma los encuentros de manera presencial

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El Movimiento Familiar Cristiano de la Diócesis de Cádiz y Ceuta celebró el pasado 13 de junio la Asamblea de Fin de Curso en el Santuario Ntra. Sra. de la Oliva, de forma presencial, con la participación de unas cuarenta personas, procedentes de Barbate, Cádiz y Vejer, después de haberse estado reuniendo telemáticamente durante el tiempo de pandemia.

Se iniciaron las actividades con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Consiliario Diocesano, P. Antonio Jesús López García-Mohedano, que posteriormente hizo una reflexión sobre la exhortación Apostólica del papa Francisco “Amoris laetitia”, en el quinto aniversario de su publicación. El consilario les animó a participar en una renovación espiritual, tras este tiempo de pandemia,  que les «lance con nuevo ímpetu a la actividad misionera, para llegar a todas las familias, también a las que pasan por dificultades que le han alejado de la Iglesia».

Posteriormente, se celebró la Asamblea de fin de curso en la que se expusieron las actividades realizadas y las dificultades que se habían encontrado con motivo de la crisis socio-sanitaria, que impidió la participación y los contactos durante estos largos meses.

Los miembros del equipo de Encuentros Conyugales hablaron de los contactos tenidos durante este curso y los proyectos planteados para el próximo curso, en que se tendrá un Encuentro Conyugal en el último trimestre, intentando recuperar a los matrimonios que no pudieron realizarlo, al quedar clausurada la Casa de Espiritualidad donde se imparten.

La jornada finalizó con un almuerzo en los jardines del Santuario, en que con un tiempo agradable disfrutaron de una buena comida en fraternal compañía de los demás matrimonios que, atendiendo a las  limitaciones existentes, se decidieron a retomar estos  gratificantes encuentros.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés