Mons. Mazuelos advierte de falsas libertades como el derecho al aborto contemplado como nueva esclavitud

Diócesis de Asidonia-Jerezhttps://wp.diocesisdejerez.org/
La diócesis de Asidonia-Jerez, conocida también simplemente por diócesis de Jerez, ​ es una jurisdicción de la Iglesia católica de España que comprende el norte de la provincia de Cádiz, tomando como límite y frontera natural el curso del río Guadalete.

La pontifical de la fiesta de Nuestra Señora de la Merced acoge el mensaje del obispo diocesano ante la alcaldesa jerezana, presente en la basílica patronal para renovar el Voto de la Ciudad como marca la tradición.

María Santísima recorre esta tarde noche las calles de Jerez ejerciendo su patronazgo de la ciudad bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced. Antes de que la procesión la presentara al pueblo fiel en sus trazas habituales, la mañana de este día de su fiesta la llenado la basílica de personas deseosas de estar cerca de Ella durante las diferentes celebraciones desarrolladas previamente y en especial de la solemne pontifical presidida por monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo diocesano de Asidonia-Jerez.

Se trata de la Eucaristía que acoge, antes de la homilía del oficiante, la ceremonia de la renovación del Voto de la Ciudad a cargo de la alcaldesa, María José García-Pelayo. «Te damos las gracias, Señora, por fijarnos en la trabajadera adecuada y guiarnos por las calles dándonos el empuje para salir adelante», dijo reconociendo que «queda mucho por hacer pero, Madre, con tu abrazo conseguiremos llegar a los recursos que nos hacen falta». Todo ello sin olvidar que «el camino trazado es claro y prometedor para una ciudad que empieza a despertar de su letargo».

García-Pelayo se acordó, ante el paso de la Virgen de la Merced, de los jóvenes y los mayores, las mujeres, los desempleados, los inmigrantes, el tejido asociativo, social y economico, los emprendedores, los trabajadores y la corporación municipal. Todos «están caminando a tu lado sacando fuerzas para conseguir el bienestar de la ciudad, para paliar el desempleo y lograr la recuperación que tanta falta nos hace». «En tu regazo, Jerez acurruca a nuestros mayores, a los más vulnerables, a los menores, para que proteguidos por tu Hijo caminen sin miedo y siempre con esperanza», añadió.

Dio gracias a en esta alocución «por el amor repartido y en nuestra plegaria seguimos implorandote el valor y la seguridad necesarios para lograr con el trabajo diario el futuro que Jerez necesita». Y concluyó diciendo: «Dulce Madre de la Merced, ampáranos bajo el manto de tu maternal protección; gloria eres de esta ciudad que te proclama como su Patrona pues siempre nos favoreciste en toda necesidad, siendo el honor del pueblo jerezano el que se ennoblece con tu patrocinio, guarda Virgen de la Merced esta ofrenda y será eterna bajo tu manto por los siglos de los siglos».

El obispo por su parte, abordó en su homilía, y ante una basílica patronal abarrotada de fieles, el recordatorio de los 750 años que cumple Jerez de la reinstauración del culto cristiano, «motivo suficiente para dar gracias a Dios por sus dones de amor y misericordia, y especialmente por habernos entregado a esta Señora de la Merced como Patrona y Madre que durante este tiempo no se ha cansado de acoger y consolar a sus hijos». «Hoy pedimos -añadió el pastor- por tanto jerezanos y jerezanas que han venido, durante estos siglos, a traer sus ofrendas y peticiones a Ella».

«Pero no basta con mirar con agradecimiento al pasado sino que nos abrimos con esperanzas al futuro para actuar también nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI», explicó monseñor Mazuelos atribuyéndole a María «sacarnos de la esclavitud, ya sea exterior o interior, porque siguen habiendo muchas faltas de libertad en sus múltiples formas». El mensaje del papa Francisco para la próxima Jornada Mundial de la Paz, a celebrar en enero próximo, se hizo presente en boca del pastor por medio de lema tan mercedario: «No más esclavos sino hermanos».

El prelado recordó en el tráfico de seres humanos, la trata de inmigrantes y la prostitución, el trabajo esclavo, la explotación del hombre por el hombre o la mentalidad esclavista respecto de las mujeres y los niños «el abominable rostro de la esclavitud». Y tuvo especiales palabras contra una lacra de especial actualidad: «Incluso en nombre de la libertad se proclama el derecho al aborto y el robo por ley de la dignidad a los niños con Síndrome de Down y discapacitados, pisoteando de esta forma la igualdad y la justicia en nombre del Derecho y la Libertad», dijo.

La jornada, pendiente de todo este mensaje y de las incertidumbres meteorológicas de cara al éxito de la procesión patronal, mantuvo a la imagen de Nuestra Señora de la Merced rodeada de fieles en todo momento. De hecho así ha sido desde el inicio de la Novena en su honor comenzada a mediados de septiembre y que ha venido preparando este día de fiesta para el que se dispusieron por las hermandades jerezanas alfombras de sal al inicio del recorrido.

Audios:

http://www.ivoox.com/celebracion-patronal-de-la-merced-homilia-monsenor-audios-mp3_rf_3531268_1.html

 

Contenido relacionado

Retiro de Adviento de la Vida Contemplativa de la Diócesis

El Convento de las Capuchinas del Puerto de Santa María acoge...

La Diócesis vive el XXXII encuentro de catequistas

Más de 100 personas vivieron el XXXII encuentro diocesano de catequistas...

Enlaces de interés