Mons. José Mazuelos celebrará mañana miércoles 6 de junio el tercer aniversario de su ordenación episcopal

Diócesis de Asidonia-Jerezhttps://wp.diocesisdejerez.org/
La diócesis de Asidonia-Jerez, conocida también simplemente por diócesis de Jerez, ​ es una jurisdicción de la Iglesia católica de España que comprende el norte de la provincia de Cádiz, tomando como límite y frontera natural el curso del río Guadalete.

Una celebración de la Eucaristía que oficiará en el sagrario de la Santa Iglesia Catedral junto a diversos sacerdotes que concelebrarán junto al pastor diocesano de Asidonia-Jerez, conmemorará esta efeméride y servirá de acción de gracias.

El 6 de junio del año 2009 recibió la ordenación episcopal monseñor José Mazuelos Pérez en la Santa Iglesia Catedral del Salvador, donde hace tres años tomó posesión asimismo de la sede como obispo ordinario de Asidonia-Jerez. Mañana miércoles, justo en el día en que se cumple este aniversario, oficiará una celebración de la Eucaristía que, junto a diversos sacerdotes concelebrantes, tendrá lugar en el sagrario del primero de los templos diocesano a las 19,30 horas.

Fue monseñor Carlos Amigo Vallejo, entonces aún arzobispo de Sevilla, quien presidió aquella recordada ceremonia en la que también se hicieron presentes monseñor Manuel Monteiro de Castro, entonces nuncio de Su Santidad en España; monseñor Juan del Río Martín, a quien sucedía en la sede asidonense-jerezana; el cardenal colombiano Pedro Rubiano Sáenz, arzobispo de Bogotá, y los restantes compañeros en el episcopado andaluz y de otros numerosos puntos de toda España.

A los diocesanos dijo entonces, aunque reconociendo que partía de cero, «tengo el sendero bien marcado por mis predecesores. Cuento con vosotros sacerdotes y diáconos, con vuestras oraciones, y con vuestra ayuda para emprender esta misión. Espero que no sólo seáis mi ayuda sino también mi consuelo. Animo a todos los religiosos y religiosas a seguir trabajando en la construcción del Reino de Dios. Recibid todo mi aliento y ayuda para manteneros fieles a vuestros carismas», añadió.

«A vosotros, queridos fieles laicos, la fe en Cristo, nuestro Salvador, os sitúa en medio del mundo como luz, sal y fermento. Entre todos debemos desear y buscar el auténtico progreso de la sociedad donde vivimos y el mayor bienestar para los hombres y mujeres de nuestro tiempo y del futuro, que pasa, sin lugar a dudas, por el anuncio del Evangelio de la vida», añadió sumando palabras de aliento a las familias y a los jóvenes. Su episcopado ha venido confirmando sus principales intereses a favor de sus pastoreados.

Contenido relacionado

Enlaces de interés