Cáritas de Almería llama a la ciudadanía a vivir una Navidad más solidaria

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Cáritas Diocesana de Almería presentó recientemente su campaña de Navidad incidiendo en la atención de los más vulnerables y excluidos. Y esto más allá de las fechas navideñas en las que -si no se hace con espíritu de discernimiento- parece que se pone de moda organizar eventos solidarios que se agotan en sí mismos.

Desde Cáritas aplauden y celebran cuantas iniciativas de este tipo se organicen, pero también animan a hacer realidad aquello de que «Navidad debe ser todo el año», especialmente en lo referente a la solidaridad y el compromiso con los empobrecidos y necesitados.

En este sentido Cáritas recuerda que hay muchas cosas por hacer aún para llegar a la sociedad integradora e inclusiva por la que trabaja: la erradicación del hambre en el mundo (un hambre que de alguna manera también se hace presente en la vida de muchos ciudadanos de nuestra provincia aunque sin olvidar el que sufren por extrema pobreza casi mil millones de personas en el mundo); la solución al drama migratorio del que tanto, por desgracia, sabemos en Almería y que estos días estamos viviendo con especial virulencia; la protección de los derechos más elementales de las personas en situación de sin hogar (30.000 en toda España; más de 300 en nuestra provincia); la falta de trabajo y, por lo tanto, de la mayor fuente de integración y de una vida digna para muchos de nuestros conciudadanos; la necesidad de una economía mucho más solidaria que evite acaparamiento de unos pocos a costa del empobrecimiento de millones de personas, etc.

Ante todo ello Cáritas Diocesana de Almería sigue arbitrando medios y herramientas para sumar en la dirección de la erradicación de la pobreza y las injusticias. Por ello en este nuevo año ha puesto en marcha economatos, un programa de empleo, una proyecto de responsabilidad social de las empresas y entidades, ha organizado campañas y actos en favor de las personas sin hogar y los inmigrantes, ha vuelto a apostar por la promoción y el empoderamiento de las familias y personas que acompaña… Y todo ello desde una fuerza insuperable en intensidad y número: la de un voluntariado -cada vez más creciente en la diócesis de Almería- maduro y comprometido que hace de la opción por «los últimos y no atendidos» el eje de su forma de vivir y pensar. Por ello sigue habiendo muchas razones para la esperanza. Y muchas razones por las que celebrar con alegría esta Navidad. Porque cada vez hay más personas que se «preocupan de sus hermanos» y «aman y viven la justicia». Como quiso el niño-Dios de Belén.

Contenido relacionado

Enlaces de interés