«Todo el que ame a la Virgen tiene su sitio en Écija»

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Ángel Fernando del Marco, párroco de Santiago, en Écija.

Se la conoce por la ciudad de las torres y espadañas, orgullosa de haber sido visitada por San Pablo, su patrón. Lugar de santos como Fulgencio y Florentina, primera capital de la Bética con sede episcopal, Écija tiene una rica tradición en comunidades religiosas y claustrales. Municipio de profunda religiosidad, este año nos sorprende con un nuevo acontecimiento religioso: el Año Concepcionista, con ocasión del IV centenario del voto público que Écija profesó en defensa de la Inmaculada Concepción. Ángel Fernando del Marco Ostos, arcipreste y párroco de la Iglesia de Santiago de la ciudad, nos adelanta lo más destacado de un año singular para Écija.

¿Qué pasó hace 400 años?

Hace 400 años se realizó en Écija, por parte del Cabildo municipal, un voto en defensa de la Concepción Inmaculada de la Virgen María. Habían surgido muchas controversias entre las universidades, las órdenes religiosas y los teólogos en los sermones y predicaciones, a causa de la Concepción de María sin pecado original; algunos lo negaban, otros no comprendían la predicación de este dogma porque, teológicamente, no lo veían claro. Muchas personas, gremios e instituciones decidieron en aquella época hacer un voto público en defensa de la Inmaculada Concepción de María. El Cabildo municipal de Écija, a petición de los gremios, las órdenes religiosas y muchos particulares, fue uno de los primeros que hicieron este voto el 21 de agosto de 1615 y eso es lo que vamos a celebrar.

¿Cómo ha surgido esta iniciativa?

Surgió en las reuniones de los sacerdotes de las parroquias de Écija. Trabajando en la pastoral de la ciudad, pensamos que era una oportunidad para despertar la devoción a la Virgen y también para la evangelización. Queremos aprovechar toda esa piedad popular y ese recuerdo histórico para acercar a los fieles a la figura de la Virgen y, a través de ella, acercarlos a Jesucristo. Se lo presentamos a nuestro arzobispo y recibimos su apoyo y aprobación.

¿Cómo ha calado esto entre los ecijanos?

El Ayuntamiento se ha prestado a colaborar en todo lo que pueda. Contamos con la ayuda del Consejo de Hermandades, la Real Academia Luis Vélez de Guevara, asociaciones e instituciones culturales de la Iglesia y muchos seglares. Saben que es una iniciativa de la Iglesia y procuramos que sea así para que no se desvirtúe: pretendemos que sea una celebración religiosa e histórica también, sin que pierda su contenido espiritual.

¿Puedes darnos un avance de los actos que vais a celebrar en este Año Mariano?

Todas las instituciones del pueblo están preparando con ilusión este Año Mariano. Se le ha pedido colaboración y participación a todas las Hermandades, a todos los grupos musicales, Bandas de música y coros del pueblo; también participarán colectivos culturales de la ciudad y asociaciones de vecinos. Todos intervendrán en algunos de los eventos que se van a celebrar desde diciembre de 2014 a diciembre de 2015. En todos los actos culturales, musicales o religiosos, la Virgen será el centro. Destaco los más significativos: El día 7, cuando el arzobispo abra el Año Mariano, y hasta la noche del día 8, las principales imágenes de la Virgen de todas las Iglesias y hermandades de Écija estarán en besamanos, y habrá concierto de campanas. Para finales del mes de mayo está prevista la consagración de la ciudad al Inmaculado Corazón de María en una Eucaristía en la que participarán todos los sacerdotes de la ciudad con sus respectivas parroquias.

Creo que no va a ser un acto aislado, sin más.

Se preparará este acto con una catequesis para explicar el significado de la consagración y actos penitenciales, porque esto tiene mucho de llamada a la conversión: sacar del corazón todo aquello que no es Dios para meter nuestras vidas en la órbita de Dios y entrar en lo sagrado. No se trata de hacer una Eucaristía más o menos solemne y bien preparada sino que sea el resultado de una preparación anterior en la parroquia. Dos semanas de actividades culturales y formativas entorno a Ella. Tendremos jornadas marianas, conciertos, conferencias sobre el dogma, el arte mariano en los distintos siglos, etc.

¿Qué puede atraer para participar al resto de los sevillanos?

A través de los medios de comunicación a nuestro alcance queremos hacer llegar todo este calendario de actividades a la Iglesia en Sevilla. Sabemos cómo se quiere en Andalucía y en nuestra archidiócesis a la Virgen, por eso queremos hacer partícipes a todos de esta celebración, y no sólo a la ciudad de Écija. Los que asistan a Écija en esos días podrán contemplar la piedad popular a lo largo de los siglos. Exposiciones donde se llevarán enseres, orfebrería, pinturas, trajes de la Virgen, simpecados, documentos… Todo lo que pueda ilustrar esta devoción de siglos, queremos que la conozcan las nuevas generaciones. Se hará, por tanto, una difusión para que todo el que quiera pueda participar. Queremos que redunde en alegría para todos. Todo el que ame a la Virgen tiene su sitio en Écija.

También en este año comenzáis las Misiones Populares.

Sí, entramos todas las parroquias de Écija. Se pensó que no tenía sentido que una parroquia la hiciera y otras no. Se perdería fuerza y teníamos que ir en comunión. El primer domingo de octubre comenzamos las seis parroquias con 60 monitores y a día de hoy son ya 734 personas repartidas en grupos, y siguen inscribiéndose.

Entonces se trata de un proyecto conjunto…

En principio cada parroquia hace la misión con sus grupos y monitores, porque cada una lo hace en su propia realidad. Pero también habrá actos comunes: reunión cada trimestre con el vicario episcopal para la Nueva Evangelización, con los monitores de las distintas parroquias, un retiro en cuaresma de todas las personas, repartidas en dos tandas… Se juega con las dos cosas, las realidades concretas en tu parroquia y el signo de comunión con las demás parroquias.

¿Qué se busca con la Misión?

A la Misión van los asiduos de la parroquia y también jóvenes y adultos que no participan de modo activo. Estos últimos van a recibir una formación que no tenían. Los jóvenes puede que no tengan un cambio radical en sus costumbres a corto plazo, pero si no fuera por la Misión, la charla que van a tener mensualmente, nunca la hubieran oído. Van a oír realidades distintas al mundo de sus móviles y de sus entretenimientos. Cuando sean mayores recordarán todo esto y seguro que el Señor hace que den mucho fruto todas las semillas que se están sembrando.

La Iglesia de Écija también crea iniciativas sociales ¿Qué es la Fundación Virgen del Valle?

Tiene su origen en 1999, con la coronación canónica de la Virgen del Valle. Entonces se pensó crear una obra social, recogiéndose bastante dinero de donaciones particulares, pero no pudo realizarse en ese momento. Ahora ha cristalizado en la creación de esta Fundación. En septiembre se firmó el documento fundacional, erigiéndose canónicamente por parte del arzobispo, que es el presidente y que junto al hermano mayor de las hermandad de la Virgen del Valle y los seis párrocos, en representación de las Cáritas parroquiales, forman la comisión. La finalidad es la promoción social y humana de las familias más desfavorecidas. A falta de concretar unos flecos, está previsto que se construya un economato en lo que fue convento de las Mínimas. En estas dependencias también se ofrecerán servicios a familias rotas, con problemas, enfermos, parados. La mayor parte del capital fundacional lo aportan la archidiócesis y la hermandad de la Virgen del Valle, junto con algunas aportaciones de personas generosas y la Cáritas parroquiales de la ciudad. Esperamos poder resolver muchas necesidades y prestar un servicio eficaz a la caridad y a la evangelización.

Loli Ramírez

Contenido relacionado

Enlaces de interés