Abierto el proceso diocesano de la causa de beatificación y canonización del padre Torres Padilla

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El pasado lunes, en la iglesia del Sagrario, se llevó a cabo la sesión de apertura del proceso diocesano de la causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios José Torres Padilla, sacerdote diocesano secular de Sevilla, director espiritual y cofundador del Instituto Religioso de las Hermanas de la Compañía de la Cruz.

«Las Hermanas de la Cruz han creído que era un acto de justicia exhumar su memoria y dar a conocer a la Iglesia su fidelidad heroica, su amor a Jesucristo, el único amor de su vida, y su amor a la Iglesia y a las almas.»- expuso mons. Asenjo Pelegrina, durante la sesión.- Así lo creemos también el arzobispo de Sevilla y su obispo auxiliar, conscientes de que, poniendo en el candelero de la Iglesia su vida santa, mucho puede ayudarnos a todos a vivir nuestras respectivas vocaciones.»

La sesión se inició con la lectura de la biografía del Siervo de Dios, por parte de Teodoro León, vicario general de la Archidiócesis y postulador de la causa. A continuación, el secretario general de la Archidiócesis, Isacio Siguero, hizo lo mismo con el decreto de introducción de la causa, y el nombramiento de la comisión delegada que intervendrá en la instrucción de esta causa diocesana: Teodoro León, como postulador de la causa; José Marín Cruz, delegado episcopal; José Robles Gómez, promotor de Justicia y Francisco Miguel Martínez, notario actuario. Antonio Granado será el encargado de traducir los textos en latín.

Al no existir testigos vivos para la instrucción de la causa, esta estará basada en los escritos del padre Torres Padilla, testimonios escritos de sus contemporáneos y de aquellos que lo conocieron, así como distintos documentos que se conservan en la casa general de las Hermanas de La Cruz en Sevilla.

Una vida sencilla, pero admirable

«Quienes conocieron al Siervo de Dios ponderan su disponibilidad generosa para servir con un estilo que rezumaba bondad, humildad, entereza y mansedumbre, amor a su sacerdocio y una extraordinaria caridad pastoral, de la que fueron testigos miles de sevillanos que acudían a él en demanda de luz y de consejo y que pudieron percibir la heroicidad de sus virtudes.»- destacó mons. Asenjo en su intervención. «Son muchas las personas que le encomiendan sus necesidades, suplicando gracias y favores».

El arzobispo remarcó la importancia de los santos en la Iglesia, » un tesoro de espiritualidad, de santidad y de testimonio de vida, que en esta hora, más que en otros momentos de la historia de la Iglesia, es preciso mostrar y poner sobre el candelero para que alumbre a todos los de casa y también a los extraños».

Finalizó su intervención felicitando a la madre general y a las hermanas de la Compañía de la Cruz, mostrando su deseo de que el proceso «vaya adelante con celeridad para que pronto podamos invocar al padre Torres Padilla como intercesor, mostrándolo al mismo tiempo como paradigma de vida sacerdotal y de lo que debe ser una vida cristiana vivida con todas sus consecuencias.»

Contenido relacionado

Jubileo Circular de las Cuarenta Horas en agosto

Las Cuarenta Horas de Jubileo Circular o rotatorio por numerosas iglesias...

Enlaces de interés