Ha fallecido Mons. Antonio Ceballos Atienza, obispo emérito de Cádiz y Ceuta

ODISURhttps://odisur.es
Oficina de información de los Obispos del Sur de España

Su cuerpo será velado primero en Jaén y después en Cádiz, en la Iglesia de Santiago (Seminario diocesano de San Bartolomé). El viernes, 23 de septiembre, a las 12 horas, en la Catedral de Cádiz, se oficiará su entierro y  sus restos serán depositados como era su deseo, en el primer Templo de la capital gaditana

 

En la tarde del miércoles 21 de septiembre, ha fallecido Don Antonio Ceballos Atienza, Obispo emérito de Cádiz y Ceuta en la residencia de las Hermanitas de los Pobres de Jaén capital, donde residía desde que fue declarado emérito en octubre de 2011.

Monseñor Ceballos Atienza, natural de Alcalá la Real, y de 87 años de edad, ha fallecido por causas naturales, tras varios años con un delicado estado de salud.

El Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, ha mostrado su pesar por “el fallecimiento de este hombre de Dios que tanto trabajó por la Iglesia en España desde sus distintas responsabilidades, en especial por la de Jaén donde desempeñó distintos e importantes cargos pastorales”. A la vez, que ha pedido una oración por el eterno descanso de su alma y ha agradecido a Dios “una vida de entrega al servicio de la Iglesia”.

La capilla ardiente se ha instalado primero en la Casa de la Iglesia de Jaén (Seminario diocesano), donde se pudo velar el cuerpo hasta las 10:30 de la mañana del jueves. Allí le han dado el último adiós a este obispo tan querido entre los jiennenses y los sacerdotes con los que compartió ministerio. La Catedral de Jaén acogerá, a las 11 horas, de este jueves, una misa por el eterno descanso de su alma, que presidirá el Obispo de Jaén.

Posteriormente, el cuerpo será trasladado hasta el Seminario de Cádiz donde se instalará, de nuevo, la capilla ardiente. El viernes, 23 de septiembre, a las 12 horas, en la Catedral de Cádiz, se oficiará su entierro y  sus restos serán depositados, como era su deseo, en el primer Templo de la capital gaditana.

Los últimos años en los que ha permanecido en Jaén, después de que el Papa aceptara su renuncia, por edad, Monseñor Ceballos ha participado en numerosas celebraciones diocesanas, como las Misas Crismales; la apertura del proceso de beatificación de los mártires, ordenaciones sacerdotales, la presentación del Plan de Pastoral… hasta que su deterioro físico se lo impidió.

 

Biografía

Nació el 31 de julio de 1935 en Alcalá la Real (Jaén). Cursó las Humanidades y los Estudios eclesiásticos respectivamente en los Seminarios Diocesano Menor y Mayor de Jaén. Posteriormente obtuvo el Doctorado en la Facultad de Teología de Granada. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1962.

Cargos pastorales

Ha desempeñado, entre otros, los cargos de Vicario Cooperador en la Parroquia de Jódar (1962) y Profesor del Seminario Menor y Mayor.

Por otro lado, fue Director espiritual del Seminario Mayor de Jaén en Granada y Delegado del Clero en 1967. En 1972 fue Rector del Seminario Mayor de Jaén y Profesor de Teología y en 1977 Delegado del Clero y de Vocaciones. También fue Párroco de la Parroquia de San Bartolomé en Jaén (1972) y Canónigo de la Catedral desde 1982. Fue ordenado Obispo en la Catedral de Ciudad Rodrigo y tomó posesión de aquella Diócesis el 25 de marzo de 1988.

En 1991 visitó un buen número de Seminarios Mayores españoles como Visitador Apostólico, delegado por la Santa Sede.

El 10 de diciembre de 1993 fue nombrado Obispo de Cádiz y Ceuta, y Administrador Diocesano de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, hasta que tomó posesión canónica de la nueva Diócesis el 29 de Enero de 1994. El martes 30 de agosto de 2011, la Santa Sede hizo público que el Papa Benedicto XVI aceptaba la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Cádiz y Ceuta que, Mons. D. Antonio Ceballos Atienza, le había presentado en conformidad con el canon 401, párrafo 1 del Código de Derecho Canónico.

 

Palabras de Mons. Rafael Zornoza, Obispo de Cádiz y Ceuta, ante el fallecimiento de Mons. Antonio Ceballos

Estamos viviendo un momento de profundo dolor por la noticia del fallecimiento de nuestro querido D. Antonio Ceballos, Obispo emérito de Cádiz y Ceuta. Sabíamos que estaba delicado y perdiendo salud, pero se ha precipitado su muerte de modo inesperado.

Ha sido un hombre muy humilde y enormemente bondadoso que ha dejado un rastro de vida evangélica y de pastor bueno, entregado a todos y muy orante. Ha sido muy querido en Jaén, su tierra, pero también en Ciudad Rodrigo, su primera sede episcopal y en Cádiz y Ceuta, donde ejerció desde el año 1993 al 2011, cuando el Santo Padre aceptó su renuncia por edad. Su pastoreo fue decisivo en la aplicación de la renovación del Concilio Vaticano II  y en una orientación de la vida pastoral que afrontaba ya un cambio cultural que llega hasta hoy. El Sínodo Diocesano del año 2000 convocado por el dejó una impronta y unas directrices de trabajo que están aún presentes.

Pido a todos los fieles que nos unamos en una oración por su eterno descanso y demos gracias por su entrega como pastor de la diócesis durante tantos años que el Señor recompensará con creces.

+Rafael, Obispo de Cádiz y Ceuta

Contenido relacionado

Mons. Catalá asiste a la toma de posesión del arzobispo coadjutor de Granada

El Obispo de Málaga, Jesús Catalá, ha participado este sábado 1...

Enlaces de interés