Pan y aceite solidario en La Carolina para la campaña de Manos Unidas

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado día 6 «Día del ayuno voluntario» se presentó la Campaña LVI de Manos Unidas-Campaña contra el hambre en el salón de la parroquia de S. Juan de la Cruz. El lema de esta nueva campaña es «LUCHAMOS CONTRA LA POBREZA, ¿te apuntas? Este eslogan expresa con claridad la finalidad de esta ONGD de voluntarios, católica y seglar y nos anima a unirnos a esta gran labor. Se pretende contagiar la esperanza y la convicción de que es posible un mundo sin pobrezas y nos ofrece el ser constructores de un desarrollo social y cultural centrado en la persona. ¿Te apuntas? Nos invita a continuar edificando un mundo más humano y más digno.

Son ya cincuenta y seis años de trabajo cooperando con los países del Sur a través de los proyectos de desarrollo integral (agrícolas, educativos, promoción de la mujer, sanitarios y sociales) en África, América y Asia. Son también más de medio siglo de trabajo en España dando a conocer y sensibilizando la existencia del hambre y el subdesarrollo.

Se ha iniciado una nueva Campaña que se propone recapitular el trabajo que se ha desarrollado desde 2007 hasta la actualidad y abrir nuevos horizontes en la lucha contra la pobreza. La referencia de la labor realizada durante estos años han sido los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) adquiridos por la Asamblea General de Naciones Unidas en la declaración del Milenio en el año 2000.

Y desde el año 2000 se han conseguido muchas cosas:

– En educación, se ha aumentado el número de niños que terminan Educación Primaria.

– Se ha reducido a la mitad la proporción de personas que padecen pobreza extrema.

– Ha bajado a la mitad el número de personas sin acceso a agua potable.

– Ha disminuido la mortalidad infantil y mortalidad materna.

– Se ha reducido la desigualdad entre sexos.

– Ha disminuido la proporción de personas que padecen hambre.

Pero hace falta más. No basta con reducir la pobreza. Hay que acabar con ella. Los resultados que hemos mencionado anteriormente demuestran que es posible. Borrar la pobreza es posible… Es posible colaborar con el desarrollo de los pueblos hermanos.

La preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad brota de nuestra «fe en Cristo hecho pobre, y siempre cercano a los pobres y excluidos» (EG.27). Por esta fe perseveramos en la tarea de luchar por unas condiciones de vida digna para muchas de las personas que viven en la tierra y por la esperanza de un mundo mejor.

Acabar con la pobreza es tarea de todos. La solidaridad, es un principio irrenunciable del ser humano, que le empuja a trabajar por el bien común y el bien de los más necesitados. Así el Papa Francisco nos lo recuerda en «La alegría del Evangelio» .190 «Necesitamos crecer en una solidaridad que debe permitir a todos los pueblos llegar a ser por sí mismos artífices de su destino, así como cada hombres está llamado a desarrollarse».Con este impulso, que es el que mueve a Manos Unidas desde su nacimiento, seremos capaces de acabar con el hambre y la pobreza. Por eso, Manos Unidas convoca a toda las personas a participar en nuestra misión. Cualquiera puede contribuir con esta causa común haciendo donaciones, dándose de alta como socio, siguiéndonos en las redes sociales, participando en las actividades de sensibilización…

Tras la presentación de la campaña se presentó el proyecto asumido por el Arciprestazgo de La Carolina «CONSTRUCCIÓN Y EQUIPAMIENTO ESCUELA DE PRIMARIA». Sierra Leona – África Oeste.

El proyecto se localiza en SENDUGU, en la mancomunidad de Sanda Magbolontoh, en el distrito de Port Loko, en la provincia norte de Sierra Leona. El edificio de 3 aulas con el que cuenta la escuela católica de primaria se construyó en los años 60 y actualmente está en un estado lamentable. Además no hay aulas suficientes para los distintos cursos. Tampoco hay mobiliario para todos los alumnos y hay niños que se sientan en piedras o troncos de madera. Con el fin de facilitar el acceso de los niños de Sendugu y alrededores a la educación primaria, solicitan la ayuda de Manos Unidas para construir y equipar un bloque de 6 aulas. El número de beneficiarios directos es de 350 alumnos y 6 profesores. Indirectos: 1.780.

Posteriormente a estas presentaciones se compartió un «pan y aceite» en solidaridad con los hermanos del Tercer Mundo. Todos los productos, pan, aceite, etc., fueron donaciones de generosos carolinenses.

Los materiales de formación cristiana para niños de los Servicios Centrales finalizan con una oración que bien podemos hacer nuestra: «Le pedimos a Dios que nos ayude a cambiar nuestro corazón, a estar más cerca de aquellos que nos necesitan. Queremos borrar lo que no hacemos bien y escribir una historia nueva en la que la justicia y el bien sean protagonistas (…) solos no podemos, pero si somos muchos construiremos tu Reino, abriremos tu casa y nadie quedará fuera.

«LUCHAMOS CONTRA LA POBREZA, ¿te apuntas?

Contenido relacionado

Iglesia en Jaén 664: «Corpus Christi: el Señor pan de vida»

CARTA DE NUESTRO OBISPO Carta Pastoral para la Solemnidad del Corpus Christi:...

Cristianos Obreros de Acción Católica animan la novena de Manuel Lozano «Lolo»

Miembros del Secretariado episcopal de la Pastoral del Trabajo y militantes...

Jornadas juveniles de verano ´21 en la Casa de Espiritualidad «Trayamar»

Teníamos muchas ganas de lanzar esta iniciativa. Aunque la pandemia sigue...

Enlaces de interés