El Obispo preside la Eucaristía de acción de gracias por el 250 Aniversario del Fuero de Población de la Nuevas Poblaciones

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

La Carolina, como otros pueblos y ciudades de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, celebra durante estos días el 250 Aniversario de la publicación del Fuero de Población promulgado por el Rey Carlos III.
Por este motivo el pasado domingo se celebró una Eucaristía de acción de gracias al Señor por estos años de historia y que bien podemos decir con el salmista: “cantaré eternamente las misericordias del Señor”.

La celebración fue presidida por el Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, con el que concelebraron varios sacerdotes, entre ellos el arcipreste de La Carolina, D. Carmelo Lara Mercado.

Participaron alcaldes de las Nuevas Poblaciones; cofradías de estos municipios y cofradías locales; grupos parroquiales; autoridades militares; la Comisión Ejecutiva Nacional, presidida por Dª. Mª Águeda Castellano Huerta; y un numerosos grupo de fieles de las tres comunidades parroquiales carolinenses.

El acompañamiento musical lo realizó magistralmente la Coral Polifónica de la Basílica de S. Juan de Dios de Granada.

Tras la proclamación de la Palabra de Dios, el Obispo, en la homilía, saludó a todos y explicó como la Eucaristía es siempre acción de gracias al Señor “y en este día grande, en esta efemérides de las Nuevas Poblaciones, damos gracias a Dios por la historia de nuestros pueblos nacidos de un proyecto que conlleva un nuevo modo de vivir, un proyecto social de hacer un mundo mejor. Las nuevas Poblaciones nacieron en el siglo de las luces y los creyentes tenemos que ser buscadores de la Luz, buscadores de Cristo, luz del mundo, para transmitirla a los demás”.

Asimismo, nuestro Pastor Diocesano indicaba también cómo hemos de recordar con gratitud al rey Carlos III y a las personas que pusieron en marcha este plan de una sociedad intercultural en el que también estuvo presente el Reino de Dios. El proyecto iniciado hace 250 años estuvo desarrollado por hombres que buscaban el bienestar humano y el bienestar espiritual, un proyecto integral, construido en la fe y es en esta época ilustrada donde nace la Iglesia en las Nuevas Poblaciones, integrada por mujeres y hombres que viven y transmiten la fe con gozo. Ya había raíces cristianas en estos parajes serranos y mencionó a S. Juan de la Cruz.

Don Amadeo continuó diciendo como la Iglesia está siempre con los pueblos, también los colonos, que eran católicos, necesitaban de ella. La Iglesia, además de servir a este proyecto ilustrado, quería servir al proyecto de Dios, su vocación es evangelizar, siendo sembradora del evangelio. Aludió a la Inmaculada, comentando que Carlos III puso a las Nuevas Poblaciones bajo el patronazgo de la Inmaculada Concepción, devoción muy enraizada en aquellos años en el pueblo cristiano y en las Nuevas Poblaciones. “Es por tanto esta una jornada de acción de gracias, un homenaje filial a la Virgen Inmaculada”. Concluyeron sus palabras apuntando que “la Iglesia no sólo vive del pasado, quiere mirar al futuro con ilusión y como nos exhorta el magisterio de los últimos Papas, quiere ser una Iglesia evangelizadora, que lleve el amor de Cristo al mundo para enriquecer la vida de los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Pidamos a la Santísima Virgen que siga animando a las Nuevas Poblaciones en la utopía de un mundo mejor, más cristiano”.

Al finalizar la celebración, fueron muchas las personas y los grupos que se acercaron a saludar a Don Amadeo y hacerse una fotografía con él como recuerdo de este día memorable en la vida cristiana de la joven historia de estos municipios.

Por la tarde, tuvo lugar la procesión extraordinaria de la Inmaculada Concepción por las calles de la capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.

Que el participar en las celebraciones religiosas y en los actos de estos días nos animen a trabajar por la paz y el progreso de nuestros pueblos, en la construcción del Reino de Dios hoy en nuestro mundo.

Juntos hagamos nuestra la oración que el Papa Francisco escribía al final de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium: “…Madre del Evangelio viviente, manantial de alegría para los pequeños. Ruega por nosotros”. Amén. Aleluya.

Pedro F. Criado
La Carolina

Contenido relacionado

La JMJ de Lisboa 2023 calienta motores en Jaén

“Jaén, rostro joven de Cristo”, bajo ese lema se ha desarrollado...

La Iglesia de Jaén celebra, este domingo, la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado...

El próximo domingo, 26 de septiembre, celebraremos la Jornada Mundial del...

Úbeda acoge la despedida de los iconos de la JMJ

Con rigurosa puntualidad, la Cruz Peregrina y el icono de Ntra....

Enlaces de interés