Concluyen en el Seminario las oraciones por las vocaciones

Diócesis de Jaénhttp://diocesisdejaen.es/
La diócesis de Jaén es una iglesia particular española sufragánea de la archidiócesis de Granada. Sus sedes son la Catedral de la Asunción de Jaén y Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza.

El pasado día 4 de Junio tenía lugar en la capilla Mayor del Seminario de Jaén la última oración vocacional de este curso escolar 2014/15. Durante todos los meses del presente curso hemos tenido nuestra oración para rezar por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Este año, especialmente por el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa y por el Año dedicado a la Vida Consagrada, hemos querido darle a las oraciones vocacionales un matiz más cercano a la vida consagrada. De hecho la mayoría de los meses han sido diferentes congregaciones religiosas femeninas de la ciudad de Jaén las que han preparado estas oraciones. La primera oración en el mes de octubre estuvo centrada en las misiones y en esta ocasión, en el mes de Junio, la oración la realizaron los integrantes de la Parroquia de Villargordo junto a su párroco, D. José María Romero. Antes de la oración vocacional, la comunidad parroquial de Villargordo, catequistas y niños, visitó el Seminario y tuvo un encuentro con los seminaristas en el que se vió el vídeo vocacional y hubo momentos para el diálogo.

La oración vocacional comenzó a las ocho de la tarde en la capilla mayor del Seminario. Tras la exposición del Santísimo Sacramento acompañado de cantos pudimos gozar de una gran reflexión y contemplación a través de varias dinámicas. Para orar ante el Señor hacen falta algunos pasos previos para encontrarme con Cristo: colocarme ante su presencia, dejarme amar por Él, calentar mi corazón, invocar al Espíritu, hacer silencio interior, abrir mi corazón y dar una respuesta a la vida. Después de estas dinámicas se realizó la lectura del Evangelio (Mc 3, 3-19), pasaje donde el Señor iba llamando a los que Él mismo quería, sus discípulos. Después de otra pequeña reflexión todos juntos rezamos por las necesidades de la Iglesia. Finalmente oramos todos juntos ante el Señor por las vocaciones y se reservó el Santísimo. También le pedíamos a la Virgen María la valentía de poder decir Sí como ella. Al finalizar la oración todos juntos pudimos compartir una cena.

Por última vez en este curso la Comunidad del Seminario de Jaén quiere agradecer a todas las personas que han asistido a las oraciones todos los meses, también gracias a los que no han podido asistir y desde la lejanía rezan por nosotros y por las vocaciones. Y también gracias especialmente a esta Comunidad parroquial de Villargordo por su visita y preparación de la oración, a su párroco D. José María por su servicialidad y dedicación al servicio del pueblo de Dios.

Nos vemos, Dios mediante, el curso que viene con más oraciones vocacionales. GRACIAS A TODOS.

Contenido relacionado

Don Amadeo se despide de la alcaldesa de Úbeda

El Administrador Apostólico, Don Amadeo Rodríguez Magro, visitó ayer la ciudad...

Segunda asamblea del Sínodo en Bailén

«Los sueños se construyen juntos». Este es el tema escogido para...

Las Hermandades y Cofradías se reúnen con afluencia prepandémica

El Seminario acogió este domingo, solemnidad de Cristo Rey del universo,...

Enlaces de interés