Misa Crismal presidida por el Obispo y concelebrada por el clero de la Diócesis

La Misa Crismal, que el obispo celebra con su presbiterio, y dentro de la cual consagra el Santo Crisma y bendice los demás óleos, es como una manifestación de comunión de los presbíteros con el propio Obispo.

Con el Santo Crisma consagrado por el Obispo se ungen los recién bautizados, los confirmados son sellados, y se ungen las manos de los presbíteros, la cabeza de los obispos y la iglesia y los altares en su dedicación. Con el óleo de los catecúmenos, éstos se preparan y disponen al Bautismo. Con el óleo de los enfermos, éstos reciben el alivio en medio de su debilidad.

La Misa Crismal, que la Iglesia celebra comúnmente la mañana del Jueves Santo, se adelanta en nuestra diócesis a la mañana del Martes Santo, para favorecer la presencia del presbiterio, muy atareado los días propios del Triduo Pascual. Además, es un día propicio para que, junto al clero, se haga presente el resto de fieles, religiosos y seglares, en una misma celebración, expresando la comunión de la Iglesia Diocesana.

FECHA: 3 DE ABRIL, MARTES SANTO

LUGAR: SANTA IGLESIA CATEDRAL

HORA: 11.00 HORAS

ASUNTO: SANTA MISA CRISMAL

Presidida por nuestro Obispo, José Vilaplana Blasco, y concelebrada por el clero de la Diócesis de Huelva.

Contenido relacionado

Enlaces de interés