El Obispo alienta a los profesores de Religión en el encuentro anual a que no les falte “el buen humor ni la convicción de los que hacen”

La mañana del pasado sábado, día 5 de junio, se celebró en el Salón de Actos del Colegio Diocesano Sagrado Corazón de Jesús el VII Encuentro final de curso del profesorado de Religión, al que asistió por primera vez nuestro obispo, Santiago Gómez. En dicho acto, donde se guardaron las correspondientes medidas sanitarias de seguridad, estuvieron presentes el delegado diocesano para la educación, Celestino Gómez, gran parte de la plantilla del profesorado y varias editoriales que habían confirmado su presencia en dicho encuentro.

Comenzó la jornada con la acogida del profesorado, que a medida que se iba incorporando, se acercaba a los stands de las editoriales para revisar el material y elegir aquellos recursos necesarios para sus clases. Seguidamente se pasó al salón de actos, donde el profesorado pudo participar en la acogida al Sr. Obispo. María Jesús Arija, exdelegada diocesana para la Educación, fue la encargada de la oración de inicio. Tras dicho momento de oración y reflexión comenzó el acto. Desde que quedó aplazada la cita en el mes de septiembre del pasado año por motivos del COVID, esta fecha ha sido la más oportuna para celebrar dicho evento. Una acogida en la que el profesorado presente manifestó su alegría y entusiasmo al ver y saludar al Obispo porque es la primera vez que tienen este momento con él.

En la presentación, el delegado dio una cordial y afectuosa bienvenida a D. Santiago, felicitándole por haber sido nombrado por el Santo Padre para ocupar la sede de Huelva. También mencionó a D. José, Obispo emérito, que inculcó al profesorado a que lo acogiera como el que viene en el nombre del Señor.

El delegado destacó los momentos excepcionales vividos durante el curso pasado, “donde el virus fue el enemigo inoportuno que nos obligó a confinarnos en casa y a impartir las clases de manera telemática”. El curso actual, que comenzó “lleno de incertidumbres por miedo a los contagios, se ha desarrollado con cierta normalidad gracias a la obediencia de los alumnos en el cumplimiento de las normas sanitarias y a la paciencia del profesorado frente a las dificultades ocasionadas por el virus con los cierres de centros y cuarentenas. Cabe recalcar su buena actitud y disponibilidad muy valorada por los padres que han puesto de relieve su trabajo, su entrega y su testimonio”.

Manifestó el delegado que la mayoría de las actividades programadas para el profesorado y alumnado en el presente curso no han podido desarrollarse debido al COVID, excepto las formativas y pastorales con el profesorado de forma online, y el cine espiritual, que tuvo gran éxito al realizarse de forma virtual en los mismos centros educativos. También resaltó la puesta en marcha de la revista ENLACE, órgano portavoz del profesorado de Religión y profesores cristianos, que recoge cuantas actividades significativas se han podido realizar a lo largo del curso, y lamentó la aprobación de la nueva ley en plena pandemia que “provocará ciertos perjuicios en la buena marcha de la asignatura de Religión y del mismo profesorado”.

Tras las palabras del delegado D. Santiago hizo una breve presentación de su estancia y de su responsabilidad pastoral en Córdoba y Sevilla, como sacerdote y obispo, respectivamente, y su recorrido personal en el tema de la enseñanza y señaló que en la diócesis de Huelva tiene también el propósito, en cuanto a los colegios que son de titularidad diocesana -el Colegio Sagrado Corazón, que es el mayor, otro colegio en San Juan del Puerto y otro en Bollullos- de crear una fundación también diocesana de los colegios, donde se pueda ganar en integración y en gestión de los mismos. Consciente también de esta importancia de los colegios en la vida y en la misión de la iglesia, acaba de nombrar director titular de este centro a Joaquín Sierra, que está ahora mismo estudiando en Roma y que será también presidente del Consejo de directores de los colegios diocesanos.

El obispo expresó que siente una auténtica admiración y reconocimiento por la tarea que desempeña el profesorado de Religión en la Escuela pública y que algunas mañanas piensa: “bueno, ahora en este momento, a mitad de la mañana, ¿dónde se está evangelizando? ¿dónde se está anunciando a Jesucristo en la diócesis de Huelva?”. Y piensa en ellos, en la clase de Religión fundamentalmente, donde se está hablando de cualquier tema que tiene que ver con la fe. Asimismo, expresó su solidaridad con la situación laboral del profesorado, al que pidió que busque una vinculación con los párrocos y los catequistas. Al final de su intervención, hizo un breve comentario de lo publicado en la nueva ley de educación, en la disposición adicional segunda, que es lo único legislado hasta el momento con respecto a la enseñanza de la Religión Católica. Finalizó su intervención alentando a los profesores a que no les falte “ni el buen humor ni la convicción de lo que hacen”.

Tras un tiempo de descanso, se pasó a la celebración de la Eucaristía en la capilla del colegio.

Delegación Diocesana para la Educación

 

 

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Piedras Albas, patrona del Almendro y Villanueva de los Castillejos

La Santa Sede ha confirmado el título canónico de patrona sobre...

«Del Maestro al Señor; del asombro al camino» comentario al Evangelio del XII Domingo...

Foto:  La tormenta en el mar de Galilea. Rembrandt (hacia 1633). Museo...

Un año de la elección de D. Santiago como Obispo de Huelva

Era mediodía del 15 de junio de 2020. El hasta entonces...

Enlaces de interés