Día de la Mujer

La Iglesia se suma a la celebración del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el sábado, 8 de marzo. Sin embargo, aunque se trate de un día más en el calendario, es una ocasión propicia para dar a conocer los recursos existentes en nuestra diócesis para, fundamentalmente, proteger y promocionar a las personas de este colectivo que se muestran desfavorecidas. Si bien es cierto, que gran parte del trabajo se concentra en velar por la vida, considerando que, en buena medida, la situación vulnerable de la mujer no se puede desligar, en la mayoría de las ocasiones, de su maternidad. Por tanto, protección de la madre y del bebé.

Y sobre estas premisas, podemos poner nombre y apellidos a numerosos proyectos, tras cuya denominación, están implicados muchos corazones. Es el caso del centro «Ammar» de Cáritas (Proyecto de Atención a la Mujer Marginada), dedicado a la acogida de mujeres marginadas, a las que se le informa también de los recursos de los que pueden ser beneficiarias directas, como es el caso de la ducha y el ropero. Se trata de un servicio puesto en marcha en 1992 y que presta asistencia a mujeres que ejercen la prostitución y cuyas condiciones higiénico- sanitarias son muy deficientes. La dependencia a las drogas es habitual, por lo que padecen enfermedades infecto-contagiosas, como VIH/Sida, tuberculosis o hepatitis, entre otras.

En relación a la mujer marginada trabaja también el hogar «Agua Viva», de la Asociación Civil «Agua Viva», de la parroquia de San Pablo, en Huelva; o el Centro de Promoción de la Mujer de la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente, sito en Punta Umbría.

Más enfocados en la maternidad, sin dejar atrás el resto de las facetas de la mujer, trabajan el centro de acogida «Oasis», de la Fraternidad de la Madre de Dios (Comunidad Anav) o la Asociación Delwende, al servicio de la vida, de la congregación de las Hermanas de la Consolación, ambas en Huelva. Con respecto a «Oasis», consiste en una casa de acogida de madres en exclusión, concretamente, mujeres embarazadas o con hijos a cargo menores de 4 años. Se les presta una red de apoyo que facilita su labor como madre y les empuja hacia su propia independencia, a través de una formación que concierne a situaciones de la vida diaria, así como que les da opciones a algún puesto de trabajo, que le abra el camino hacia la autonomía necesaria para revertir su realidad. En ello se afana también Delwende, una casa de acogida para madres con hijos menores a su cargo.

Y por qué no reseñar la residencia «Santa Ángela de la Cruz» de las Hermanas de la Cruz de Valverde del Camino. En ella, la ancianidad tiene nombre de mujer, porque sólo ellas son las beneficiarias.

Contenido relacionado

«Santiago: de las pretensiones al testimonio», comentario al Evangelio de la Solemnidad de Santiago...

Foto:  El Apóstol Santiago. Bartolomé Esteban Murillo (ca.1655). Museo del Prado, Madrid La fiesta...

Nuevas invocaciones para las Letanías en Honor de San José en el año del...

Imagen de San José (Fuenteheridos, Huelva) El papa Francisco, mediante la carta...

El próximo 25 de julio se cumplirá un año de pontificado de Mons. Santiago...

El próximo 25 de julio, solemnidad de Santiago Apóstol, Mons. Gómez...

Enlaces de interés