60 años al aire del Espíritu

El matrimonio onubense formado por Vicente Morales y Rosa Escala, conocido por ser los padres del grupo de música más emblemático de todo el panorama católico “Brotes de Olivo”, recibirá el homenaje de su diócesis natal de manos del Obispo, mañana sábado 22 de mayo, en una celebración restringida en su aforo por motivo de la pandemia del COVID-19 pero  que podrá seguirse a través del canal de YouTube de la diócesis.

Rosi Escala y Vicente Morales han vivido consagrados a la Iglesia desde antes de su boda, el 15 de abril de 1961. Y han sostenido sus 60 años de matrimonio en tres pilares que han sido la base de su proyecto de vida y el núcleo de su predicación: el servicio, la libertad y la comunión.

Este matrimonio onubense presenta un árbol genealógico con 13 hijos, 29 nietos y 4 bisnietos. Formaron con sus hijos el grupo Brotes de Olivo, y llevan siendo voceros del evangelio 50 años – se cumplirán el próximo 3 de junio -, con centenares de conciertos, 27 discos y multitud de colaboraciones musicales con otros artistas y muchos kilómetros recorridos anunciando la Palabra de Dios, procurando y provocando experiencias de comunión.

Una década después del nacimiento de Brotes de Olivo, sin planteamientos previos, por pura gracia, surge la Comunidad Pueblo de Dios, un espacio – en la Diócesis de Huelva – para hacer vida las canciones. Rosi y Vicente fueron los propiciadores y el alma carismática de esta comunidad, y allí – en el término del pueblo de Niebla – la familia de la sangre creció y se ha convertido en una numerosísima familia del espíritu. Pueblo de Dios es un espacio eclesial que ha acogido a todo el que llegaba sin pedir nada, desde la gratuidad y una invitación a vivir “sin normas ni estatutos, intentando cada día conectar nuestras vidas con el vivir de Cristo”, con una meta: “que todos sonriamos juntos, todos nos sintamos uno, todos en el mismo barco, con los gozos y fracasos; así, qué feliz…” (de la canción “Todos Juntos”, una de las letras más carismáticas y conocidas).

De este modo, la Iglesia de Huelva celebrará, la mañana de este sábado 22 de mayo, la vida y los frutos de Rosi y Vicente a través de este sencillo homenaje en el que estarán presentes muchos de los testigos y protagonismo de esta historia de 60 años en un acto y una Eucaristía que será presididas por el Obispo de Huelva, Santiago Gómez,  quien ha solicitado a la Santa Sede la concesión de la Medalla Pro Ecclesia et Pontífice para este matrimonio como reconocimiento por toda su trayectoria y servicio a la Iglesia y a la Evangelización, solicitud que ha sido refrendada por el nuncio apostólico, Bernardito Auza.

En palabras de José Antonio Periáñez, delegado para el Apostolado Seglar, “tal vez este homenaje y reconocimiento ellos no lo necesiten, pero creo que la diócesis de Huelva sí lo necesita y es de justicia, porque es como reconocer también una trayectoria de vocación laical, de pertenencia a la Iglesia, de búsqueda constante de la voluntad de Dios. Han sido embajadores de la Iglesia de Huelva por todo el mundo, no solo en España.”

La Comunidad Pueblo de Dios, Brotes de Olivo y parte de la familia espiritual que fue naciendo en torno a ellos han alimentado la vida de la casi totalidad de las diócesis de España, y de fuera –infinidad, si pensamos solo en la difusión de la música por todos los lugares de habla española–. En Pueblo de Dios, un sinfín de parroquias, movimientos y particulares se sirven de este espacio para sus propias actividades apostólicas o para compartir la experiencia comunitaria; los conciertos de Brotes han sido catequesis y oraciones, y sus cantos… ¡cuántas celebraciones litúrgicas, oraciones y vida espiritual han animado!; desde 1979 se participa en misiones de animación parroquial por toda la geografía española y en México, Perú, Venezuela, Togo y Portugal. Este dinamismo misionero genera en distintas diócesis españolas espacios diocesanos para la comunión (Málaga, Sevilla, Mérida-Badajoz, Valencia, Barcelona, Madrid) y, en la Diócesis de Huelva, la “Casa para la Comunión y la Vida”, en tiempos del obispo Ignacio Noguer, espacios que durante su existencia ahondaron y propiciaron conciencia y experiencia de diocesaneidad. Actualmente existe en Huelva, Badajoz, Madrid… presencia activa de algunos de los miembros de esta familia espiritual en la pastoral diocesana a través de delegaciones, secretariados, parroquias o acciones puntuales, diluidos, como “fermento de comunión”, en diversas acciones.

En estos primeros meses del Año de la Familia ‘Amoris Laetitia’, en palabras de José Antonio García Morales, sobrino del matrimonio y delegado diocesano para la Familia, “es toda una vida entregada al servicio del Evangelio; toda una vida centrada en la vida; toda una vida con la misma música de fondo en clave de comunión y en clave de unidad. el valor añadido de que, considerando que en estos momentos lo que impera es lo provisional y lo efímero, ellos el pasado 15 de abril celebraron nada más y nada menos que su 60 aniversario de matrimonio. Entonces, durante estos 60 años, como todos los matrimonios del mundo, como todas las familias del mundo, pues han sufrido embestidas de muchos vientos y de muchas tempestades, pero ahí continúan porque Dios siempre ha estado, está y estará con ellos en sus vidas.”

El 4 de abril de 2019, el papa Francisco recibió a Vicente Morales en audiencia privada, compartiendo con el Sumo Pontífice la trayectoria e inquietud del matrimonio. A pesar de sus edades (80 años, Rosi; 84 años, Vicente) y de la limitación que a causa de la enfermedad sufren una y otro –experimentando en propia carne los padecimientos de Cristo–, permanecen intactas las ganas y el deseo de seguir anunciando la Palabra de Dios “a tiempo y a destiempo”, tarea que realiza Vicente a través de su blog “cielonuevoytierranueva” en donde comparte sus reflexiones a la luz de la Palabra de Dios de cada día y sus experiencias, y contactando y animando a muchos a vivir como “una sola alma y un solo corazón” en la edificación constante de la comunión.

El acto puede seguirse en directo, a partir de las 10.30 h., en este enlace.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés