La Diócesis de Guadix vivió una Jornada de Apostolado Seglar y una Vigilia de Pentecostés muy intensas y participativas

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

Un año más la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar ha organizado la Vigilia de Pentecostés y el lugar elegido ha sido la parroquia de Zújar. Fue el pasado 23 de mayo, a las 9 de la noche, en el templo parroquial. Presidió la oración el Obispo de Guadix, Mons. Ginés García.

La celebración comenzó en la Casa de la Virgen, donde se había celebrado, momentos antes, la Jornada Diocesana de Apostolado Seglar. En procesión y con cantos, animados por el Delegado de Apostolado Seglar, el sacerdote José María Tortosa, los participantes recorrieron las calles hasta llegar a la parroquia.

La Vigilia de Oración constó de tres partes: en un primer momento, se invitó a descubrir algunos rasgos de la vida de Cristo; después, se analizó la situación del mundo el mundo y la sociedad actual; y la tercera parte consistió en la adquisición de un compromiso tras la Vigilia.

En la Vigilia de Pentecostés se leyeron textos del Evangelio, se escucharon algunos testimonios, el Obispo de Guadix dirigió palabras de aliento, se vivieron momentos participativos y se ha invocó la asistencia del Espíritu Santo para fortalecer los corazones de los cristianos.

Antes de la Vigilia de Pentecostés, la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar convocó unas Jornadas de Apostolado Seglar, también en Zújar. Comenzaron a las 17,30 horas, en la Casa de la Virgen. Unas 80 personas, la mayor parte de ellos seglares, participaron en las Jornadas. El Obispo de Guadix presentó a los asistentes el nuevo Directorio de la Iniciación Cristiana, que se ha aprobado este año y que marcará la administración de los primeros sacramentos y el proceso de formación de las nuevas generaciones que se incorporan a la Iglesia.

Fue, sin duda, una jornada muy intensa con una Vigilia, por supuesto, muy llena de «espíritu» y en la que se sintió la presencia del Espíritu Santo.

Carlos valle

www.semanasantadebaza.com

Contenido relacionado

Enlaces de interés