“Venimos a servir a esta comunidad con muchísimo cariño”

Celebrada el pasado día 15 la Eucaristía de acogida del nuevo párroco de Nuestra Señora de Gracia, D. Miguel Ángel Morell, y del vicario D. Francisco Montero.

Con gran júbilo, el pueblo cristiano de Granada acompañó a D. Miguel Ángel Morell a su llegada como nuevo párroco a Nuestra Señora de Gracia, en la celebración que tuvo lugar el 15 de septiembre presidida por el Vicario Territorial de la Zona I D. Francisco Tejerizo. Junto a Morell, le acompaña como vicario parroquial D. Francisco Montero, procedente de la parroquia de Santa María Magdalena, donde ha estado los últimos 19 años.

Los nuevos sacerdotes de la parroquia “reciben el encargo de la Iglesia de anunciar el Evangelio y de acompañar la vida y el crecimiento de la comunidad cristiana”, explicó D. Francisco Tejerizo al inicio de la celebración, que comenzó con la lectura del Decreto de nuestro Arzobispo D. Javier Martínez, por el que encomienda la guía y labor pastoral a D. Miguel Ángel Morell, acompañado por el vicario D. Francisco Montero.

Morell, que es también Rector del Seminario Menor “Virgen de Nazaret”, llega a la parroquia Virgen de Gracia tras estar durante cinco años como párroco en San José del Barrio de Monachil, desde la consagración de este nuevo templo. Por su parte, D. Francisco Montero llega a Nuestra Señora de Gracia procedente de la parroquia de Santa María Magdalena, donde ha estado 19 años y de cuya comunidad se despidió al día siguiente en la misa dominical que acogía a su vez a los nuevos párrocos in solidum D. Manuel Ordóñez y Vitorino Benlloch Marín.

LITURGIA DEL NUEVO PÁRROCO
Durante la Eucaristía se llevaron a cabo distintos gestos que expresaban públicamente ante la comunidad de fieles la vocación sacerdotal a la que están llamados los sacerdotes en la guía de la parroquia. Así, además de recibir el Evangelio ante el altar de manos del Vicario de la Zona I, momentos antes de la proclamación de la Palabra, el nuevo sacerdote acudió a la pila bautismal y al confesionario y la sede en el altar desde donde administrará los sacramentos y celebrará la Santa Misa, respectivamente.

Asimismo, D. Miguel Ángel Morell juró ante la comunidad de fieles la nueva responsabilidad, proclamando el Credo y expresando su adhesión a las doctrinas en la guía del Santo Padre y del colegio de obispos, así como del obispo diocesano.

DECRETO
En su Decreto, nuestro Arzobispo encomienda al nuevo párroco el ejercicio de la misión de la Iglesia y el cuidado pastoral de los fieles, recordando que, bajo la autoridad del obispo, el sacerdote está llamado junto al pastor a “participar con él en el misterio de Cristo en las funciones de enseñar, santificar y regir”.

D. Javier Martínez pide al nuevo párroco que “la celebración de la Eucaristía sea el centro de la vida parroquial” y un esfuerzo “por conocer a tus feligreses, dirigiéndoles prudentemente hacia la santidad a la que han sido llamados, ayudando especialmente a los cónyuges y padres en el cumplimiento de sus deberes familiares y dedicándote con particular diligencia hacia los que sufren y a los necesitados”, señala en su Decreto. Para este cometido, Mons. Martínez invita a D. Miguel Ángel Morell a confiar en la oración de la Iglesia y “en la bendición de tu obispo”.

NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS
La celebración de acogida del nuevo párroco y vicario parroquial coincidió con la fiesta de uno de los días grandes que se viven en la Archidiócesis como es el día de Nuestra Señora de las Angustias, a cuya basílica acudieron esa tarde miles de personas para depositar su ofrenda floral a sus pies.

En su homilía, D. Francisco Tejerizo habló de nuestra Madre y de la “alegría” que es el día de la Virgen para Granada. “Tenemos la experiencia de cada año, y cada vez que nos reunimos a celebrar la Virgen, de sentirnos Iglesia convocada para celebrar el centro de nuestra fe. La Virgen hace eso”. La Virgen a los pies de la cruz –explicó el Vicario Territorial-, que permanece confiada y segura, porque sabe que los planes de Dios son planes de Salvación, “es la Iglesia que no vacila, la Iglesia transformada, la Iglesia santa”.

En sus palabras dirigidas a los fieles, Tejerizo les invitó a seguir cuidando la participación el domingo en la Santa Misa, convirtiéndolo “en un anuncio misionero”. “Celebramos el domingo y que se vea que lo celebramos. Y así, con esa celebración de la Iglesia, domingo tras domingo, estamos realizando la mejor evangelización. No os canséis de recibir la fuerza del Señor en la Comunión” subrayó.

La Eucaristía concluyó con la entrega de las llaves del Sagrario al nuevo párroco y vicario parroquial. En sus palabras finales, D. Miguel Ángel Morell, en nombre de ambos, dio gracias a Dios por la vida cristiana, como por el anterior párroco, y animó a los fieles a seguir participando de forma activa en la parroquia, bien a través de los grupos catequéticos o de otras necesidades y propuestas que puedan surgir para vivir juntos como pueblo y en familia el don de la fe. “Venimos a serviros a vosotros. Lo importante sois vosotros: el Cuerpo de Cristo. Nosotros venimos a servir a esta comunidad con muchísimo cariño”, señaló dirigiéndose a los fieles.

Paqui Pallarés

Contenido relacionado

Enlaces de interés