Siervo de Dios D. José Gómez Matarín

Nacido y bautizado en Alboloduy en 1884. Se formó en los seminarios de Almería y San Cecilio de Granada. Se ordenó de sacerdote en 1909. Después de servir las parroquias de Íllora y Adra, pasó a la de Íllar (Almería) en 1911. Padeció martirio el 29 de agosto de 1936 en el pozo de la Lagarta en Tabernas (Almería). Tenía 51 años.

El Siervo de Dios José Gómez Matarín, nació en la localidad de Alboloduy, en la Alpujarra almeriense, en cuya iglesia parroquial fue bautizado en 1884. Recién cumplidos los 13 años, en 1897, ingresó en el Seminario Conciliar San Indalecio de Almería, posteriormente en 1901 se trasladaría al Seminario San Cecilio de Granada para estudia filosofía escolástica. Recibió el sacramento del Presbiterado en nuestra diócesis el 18 de septiembre de 1908. Tuvo únicamente tres cargos ministeriales en su vida; primero como coadjutor de la parroquia de Íllora y la de Adra, y posteriormente como cura propio de Íllar.

Fue un sacerdote muy trabajador, atendía siempre a los feligreses puntualmente en las celebraciones litúrgicas: catequesis, administración de los sacramentos y atención a los enfermos, así como velaba por la promoción cultural especialmente de los jóvenes de la parroquia y personas con bajos recursos a los que él mismo enseñaba de forma gratuita.

El martirio de este Siervo de Dios comenzó con su detención y envío en al convento de las Adoratrices en Almería, convertido en prisión, después de ser denunciado a las milicias por vecinos de la localidad de Alboloduy, donde se resguardó cuando la persecución religiosa se intensificó en 1931.

Fue ejecutado el 29 de agosto junto a otros veintiocho compañeros sacerdotes en el ministerio y en el martirio, al ser llamado para su ejecución respondió: “Aquí estoy”, al igual que Cristo respondí a Dios Padre: “Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad”.

(Información extraída del libro «Los Mártires Granadinos de 1936» de D. Santiago Hoces)

Contenido relacionado

Profundizar, desarrollar y promover

El cardenal Giuseppe Versaldi relata la misión de la Congregación para...

Enlaces de interés