“Señor, que nunca me aleje de Ti, de los sacramentos y de la vida de la Iglesia”

Alocución de D. José Ignacio Martínez ante la Sagrada Imagen de la Santa Cena y María Santísima de la Victoria en el Domingo de Ramos.

Del Evangelio según San Mateo:

“Mientras estaban comiendo tomó Jesús pan y pronunciada la bendición lo partió y dándoselo a sus discípulos dijo: Tomad, comed, esto es mi Cuerpo. Luego tomó un cáliz y dadas las gracias se lo dio diciendo: Tomad y bebed todos porque esta es mi sangre derramada por muchos para remisión de los pecados”.

El santo cura de Ars nos dice: “La Eucaristía para el alma es como un golpe de fuelle en un fuego que comienza a apagarse pero donde todavía hay brasas”. A veces, Señor de la cena, nuestro corazón y nuestra vida está un poco así, apagada, con cenizas. Celebrar la Eucaristía es reavivar nuestra fe, alimentarnos de Ti, llenarnos de Ti. Enciende Señor, en esta noche, un deseo profundo de Ti y este compromiso, repetidlo cada uno en vuestro corazón: “Señor, que nunca me aleje de Ti, de los sacramentos y de la vida de la Iglesia”. Por esta hermandad, por su unidad y amor a la Iglesia y en especial te presentamos la vida de los jóvenes para que nunca se alejen de Ti, Señor.

Padrenuestro que estás en el Cielo,
santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu Reino.
Hágase tu Voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.
Amén

D. José Ignacio Martínez
Vicario Territorial zona II

Contenido relacionado

Enlaces de interés