Reflexión sobre lo que está pasando en el mundo del trabajo y el reto de Pastoral Obrera

La Pastoral Obrera de Granada ha dedicado sus Jornadas de este año a reflexionar y profundizar sobre el quehacer de la Iglesia ante el futuro del trabajo. Para ello, en sus XXVII ha contado con la participación de Mons. Antonio Algora, Obispo emérito de Ciudad Real y Obispo responsable del Departamento de Pastoral Obrera de la CEAS.

Mons. Algora, acompañado por el Director del Secretariado diocesano de Pastoral Obrera, D. José María García Gálvez, intervino el martes día 24 en una ponencia para hablar sobre lo que está pasando en el mundo del trabajo aproximándose para ello desde la Doctrina Social de la Iglesia.

En su intervención, que se celebró en el salón de actos del Centro Cultural del Arzobispado, en el Edificio de la Curia Metropolitana, el Obispo emérito de Ciudad Real hizo un recorrido por algunos de los puntos de los documentos y magisterio de la Iglesia para abordar el aspecto esencial que es el trabajo en la dignidad humana. Así, Mons. Algora habló del Documento de Aparecida, con el que concluyó la V Conferencia General del Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (CELAM), celebrado en esta ciudad brasileña en mayo de 2007. También aludió a la “Evangelii Nuntiandi”, fechada en el año 1975 y que sigue siendo actual sobre la evangelización en nuestro tiempo, así como de las recientes Encíclica “Laudato Si’” y la Exhortación apostólica “Gaudete et Exsultate” del Papa Francisco.

El Obispo emérito de Ciudad Real tomó como punto de partida en su intervención el proyecto de Dios sobre la humanidad, confiriendo a cada hombre y cada mujer dignidad humana por su condición de hijos de Dios. Por otra parte, abordó la realidad actual en el mundo del trabajo en un sucinto análisis sobre “lo que está pasando”, desde la construcción de una nueva cultura -denominada en Pastoral Obrera de España como una “matriz cultural”-, una globalización que concentra el poder y hace vertiginosa la competitividad, y hasta la marginación y exclusión de quienes se encuentran sin trabajo o trabajan subsistiendo con empleos y salarios precarios.

De lo que podemos o debemos hacer en la Iglesia frente a lo que está pasando en el mundo laboral, Mons. Algora invitó a convertir el lugar de trabajo como un lugar de encuentro de Dios entre los hombres y hacer del mundo del trabajo un espacio “para hacer presente a Dios y a la Iglesia entre los trabajadores”, de tal forma que ese encuentro no quede reducido sólo al ámbito de las iglesias. Un aspecto –el de salir al mundo para llevar a Dios a los lugares de trabajo y no sólo en el interior de los templos- sobre el que Mons. Algora expresó públicamente su agradecimiento al Papa por esta invitación para todos señalada en distintas ocasiones.

Las XXVII Jornadas de Pastoral Obrera de Granada, organizadas por dicho Secretariado, concluyeron el miércoles día 25 con una intervención de su consiliario, D. Antonio Hernández Carrillo, que abordó cómo la identificación con Cristo lleva consigo la construcción del Reino de Dios. Junto a él, ese mismo día también intervino el Presidente diocesano de la HOAC, Carmelo Donado, quien subrayó cómo promover el trabajo decente es sembrar dignidad.

Paqui Pallarés

Contenido relacionado

Granada honra a su patrona

Centramos nuestro semanario Fiesta en la celebración del día de la...

Enlaces de interés