La Capilla Real recupera su esplendor

Finaliza un trabajo de diez años para recuperar el patrimonio referido a los exteriores del templo que alberga la tumba de los Reyes Católicos y un museo.

El Capellán Mayor, D. Manuel Reyes, y el arquitecto del proyecto, Pedro Salmerón, han presentado en la mañana del jueves día 17 el final de los trabajos que durante la última década se han llevado a cabo en los exteriores de la Capilla Real, en la que se encuentran las tumbas de los Reyes Católicos y un museo. Las obras, con la retirada de los últimos andamios, concluyeron el miércoles día 17, víspera de su presentación a los medios de comunicación.

El trabajo de recuperación se ha centrado en los exteriores, desde las cubiertas, tanto del templo como de la sacristía, así como en las cresterías, los pináculos y en los espacios que hay entre los contrafuertes. En la obra desarrollada también se ha intervenido para garantizar que no haya humedades en el museo, se ha repasado el tejado y se ha pintado la casa de los capellanes. Asimismo, se han eliminado los naranjos, ya que se han descubierto restos arqueológicos de la Granada Medieval.

El trabajo de recuperación de exteriores ha quedado completado, salvo en el caso de la iluminación, aspecto que en esta obra se ha dejado preparado para que sea acometido en un plazo de semanas o meses, dependiendo de Fundación Sevillana Endesa, encargada de dicha tarea. Precisamente, en la obra de estos últimos diez años, la iluminación es la única parte que va a contar con intervención ajena al Cabildo de la Capilla Real.

En lo referido a los aspectos técnicos, el arquitecto Pedro Salmerón explicó que la mayor dificultad en estos diez años de trabajo ha sido la recuperación de las cresterías y pináculos, «muy costoso en tiempo y dinero, teniendo en cuenta que los pináculos, aunque es un elemento decorativo, tienen un valor estructural». Asimismo, los pináculos y cresterías son las que más sufren las inclemencias del tiempo, especialmente en una ciudad como Granada, cuyas temperaturas en el mismo día pueden oscilar desde las frías a las calurosas.

Respecto a la piedra, Salmerón subrayó el trabajo desarrollado de limpieza de la piedra, que ha permitido «recuperar sus valores y sus matices», incluido en el caso de los grafitis que sobre dicha piedra existen y que se han respetado, siguiendo también la legislación sobre patrimonio cultural. Otro de los trabajos desarrollados ha sido la intervención en las cubiertas del museo de la Capilla Real, que daba problemas por la el trabajo que se realizó en los años cuarenta, deficitarios debido a la falta de materiales.

Con este trabajo de diez años de recuperación del exterior, el arquitecto explicó que la Capilla Real se integra «mucho mejor en el entorno monumental» y su conservación «repercute de forma incuestionable en el entorno de la ciudad». «Nuestra intención ha sido que el exterior de la Capilla Real acompañe a los valores que tiene el interior, y los valores proceden, en mi opinión, de una visión importante, en cuanto a lo que era el manejo del patrimonio», explicó el arquitecto, en referencia al cuidado y atención que los Reyes Católicos aplicaban al patrimonio y cultura de la época.

COSTE

La recuperación de los exteriores de la Capilla Real ha tenido un coste de 2.150.000 euros, sufragados íntegramente por la propia Capilla Real con cargo a las entradas por turismo. De ese montante total de más de dos millones de euros en estos diez años, se calcula que 460.00 euros se han aportado en forma de impuestos, bien por permisos de obras, de ocupación de la vía pública, de tasas municipales o de IVA. Asimismo, el Capellán Mayor subrayó el trabajo que se ha generado en estos diez años con los obreros y restauradores que han participado en el proyecto, lo que ha conllevado una inversión notable, dada «las miles de jornadas de trabajo» realizadas.

En números, se han restaurado unos 225 metros lineales de cresterías, 1.700 metros cuadrados en paramentos y 300 metros cuadrados de la cubierta de la sacristía, que está sobre el museo. Esto significa que en diez años y la inversión de más de dos millones de euros ha permitido que «mucha gente que está alrededor del patrimonio pueda vivir», explicó el arquitecto Pedro Salmerón.

La Capilla Real es uno de los lugares del patrimonio cultural de la Iglesia de Granada muy visitados por los turistas, aunque por debajo de las visitas que se realizan a otros conjuntos monumentales de la ciudad como la Alhambra, de las que se habla de dos millones y medio de visitas al año. Según informó D. Manuel Reyes, la Capilla Real recibió el año pasado 385.000 visitas. No obstante, «la Capilla Real no se queja de falta de visitantes».

Asimismo, la Capilla Real cuenta con un patrimonio de cuadros que se ceden a exposiciones en todo el mundo. Actualmente, «Oración en el Huerto de los Olivos», de Sandro Boticelli, está participando hasta principios del mes de abril en una exposición en Tokio (Japón), dedicada a la obra de este artista italiano y a la de Philippo Lippi.

AGRADECIMIENTOS

El Capellán Mayor agradeció a todas las personas que han participado en el proyecto, desde obreros, restauradores, empresas fundamentales que han trabajado en esta obra y al arquitecto, así como a «mis compañeros de Cabildo», quienes, con responsabilidades parroquiales han dedicado también esfuerzo y tiempo en este trabajo de recuperación del patrimonio de la Iglesia de Granada. También ha recordado a quienes en estos diez años comenzaron en este proyecto y no han podido continuar porque se encuentran enfermos.

Asimismo, D. Manuel Reyes quiso «transmitir la satisfacción que tenemos y alegría de una obra completada, y transmitir esa satisfacción a la sociedad granadina, tanto a la de la Iglesia como a la de la sociedad en general, porque el monumento es verdaderamente significativo para la ciudad».

TREINTA AÑOS DE OBRAS EN LA CAPILLA REAL

La obra desarrollada para recuperar el exterior es de diez años, pero durante las dos décadas anteriores también se estuvieron llevando a cabo trabajos de restauración y recuperación en el interior. Estas obras iniciales comenzaron en 1986 y se prolongaron hasta 2005. Son obras que se dedicaron a la lonja, el museo, los paramentos interiores y el patrimonio mobiliario, como los retablos, la verja interior, los sepulcros de los Reyes Católicos y multitud de obras de arte. Estas obras de restauración giraron en torno a dos fechas emblemáticas para la Capilla Real. Por un lado, en el año 1992, con motivo del V Centenario del descubrimiento del Nuevo Mundo en 1492, y por otro en el año 2004, V centenario del fallecimiento de la Reina, la Sierva de Dios Isabel la Católica.

Ahora, la conclusión del trabajo de recuperación de los exteriores del templo que acoge el panteón real coincide con el V centenario del fallecimiento del Rey Fernando el Católico, efeméride que la Capilla Real conmemora con diversas actividades que llevará a cabo este año, así como la propia ciudad de Granada con un programa de actos.

La Capilla Real tiene previsto presentar públicamente los trabajos técnicos con proyecciones y fotografías de cómo ha ido evolucionando la obra, en el salón de actos del Edificio de la Curia Metropolitana, previsiblemente el 8 o 15 de abril.

Paqui Pallarés

Contenido relacionado

Enlaces de interés