Jornada festiva y de convivencia en el Arcirpestazgo de San Juan de Dios

El colegio Sagrada Familia acogió a grupos diocesanos, movimientos, párrocos, congregaciones y fieles en general de las parroquias del Arciprestazgo de San Juan de Dios, en una jornada lúdica y vivida en familia que compartió con ellos también nuestro arzobispo.

El Arciprestazgo de San Juan de Dios se congregaba el pasado día 21 en el colegio Sagrada Familia para compartir todos –matrimonios, familias, sacerdotes, religiosos y consagrados- una jornada lúdica y vivida en familia. Entre otros se encontraban, religiosas combonianas así como las de Sagrada Familia que acogían el encuentro, y distintos carismas, entre ellos familiaristas, como los Equipos de Nuestra Señora y Hogares Nuevos.

En un ambiente festivo, la mañana comenzó en los salones del colegio Sagrada Familia, donde los asistentes pudieron ver fotografías en las que se mostraba la vida pastoral vivida en las distintas parroquias del Arciprestazgo. También pudieron escuchar al Papa Francisco hablar sobre las parroquias y su invitación a que sean lugares de puertas abiertas, saliendo también de los templos para buscar a otros hermanos que anhelan el sentido de sus vidas. Los participantes pudieron escuchar así al Papa en el vídeo del pasado mes de septiembre de 2017, en cuya intención de oración pedía por esa intención de parroquias al servicio de la misión.

Tras la comida compartida, los participantes en este encuentro del Arciprestazgo asistieron al musical “Teresa de Jesús”, a cargo de los miembros del Grupo ARAL.

Previamente, y como eje central del encuentro, tuvo lugar por la mañana la Santa Misa que presidió nuestro arzobispo D. Javier Martínez y concelebrada por diez sacerdotes diocesanos, en la capilla del citado colegio. En la Santa Misa, que comenzó con la aspersión de agua bendita sobre los fieles, se proclamó el Evangelio del domingo V de Pascua, el del Buen Pastor. D. Javier, que invitaba a ahondar en la alegría del Evangelio, siguiendo así la invitación del Papa Francisco, aludió en sus palabras a ese buen pastor que da la vida por sus ovejas.

Asimismo, Mons. Martínez subrayaba que la fe es la misma y todos vivimos como un solo cuerpo, aludiendo al símil del cuerpo humano donde cada miembro tiene su función y no hay envidias entre ellos. En este sentido, Mons. Martínez habló de la unidad y del único cuerpo que somos en Cristo, así como de la alegría que es el hecho de estar juntos unidos en Cristo, como es la Iglesia, que es la familia de Dios. “En la Iglesia, siendo todos diferentes, con el amor de Cristo y el don del Espíritu Santo haciéndonos distintos unos de otros, tenemos que sentirnos uno y el regalo de poder sentirnos uno”, explicó. “En el mundo en el que estamos, no se trata de hacer cosas; se trata de ser la Iglesia de Dios”.

Paqui Pallarés

Contenido relacionado

El Cristo de la Salud recupera los colores del Siglo de Oro

El Santísimo Cristo de la Salud ha recuperado los colores originales...

Una veintena de jóvenes reciben la Confirmación en la parroquia de La Visitación de...

La Eucaristía presidida por nuestro arzobispo, Mons. Javier Martínez, tuvo lugar...

Enlaces de interés