Experimentar la alegría del perdón y la misericordia de Dios

Las puertas de la S.A.I Catedral y el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza en Motril permanecen abiertas de par en par en el marco de la celebración de la Jornada «24 horas para el Señor», promovido por la Santa Sede, a través del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, y secundada en la Archidiócesis de Granada y en la Iglesia universal.

En concreto, en la Catedral, distintos grupos y asociaciones, carismas y movimientos, vida consagrada y grupos neocatecumenales participan en los distintos turnos para animar la oración, mientras los sacerdotes están disponibles en los confesionarios, incluido nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez.

CELEBRACIÓN PENITENCIAL

En la celebración penitencial celebrada en la tarde del viernes, en la Jornada «24 horas para el Señor», en el templo catedralicio, nuestro Arzobispo ha afirmado que «la salvación es posible, la alegría es posible, porque estamos salvados, porque el Señor ha venido, porque tenemos la salvación al alcance de la mano».

Para ayudarnos a hacer examen de conciencia y disponernos a la confesión, Mons. Martínez explicó qué sucede en el Sacramento de la Penitencia y en el cristianismo, y ha hablado de la mirada de Jesús, que es la que cambia nuestro corazón y nos llena de «alegría en nuestra pobreza». Asimismo, Mons. Martínez ha señalado de lo pobres que somos todos los seres humanos, porque «todos estamos abocados a la muerte».

También nuestro Arzobispo ha explicado que el encuentro de un pecador con la mirada de Jesús es la afirmación de Pedro: «Señor, Tú lo sabes todo. Tú sabes que te quiero». Las palabras íntegras de Mons. Martínez están disponibles en www.arzobispodegranada.es y en www.archidiocesisgranada.es, así como en este enlace.

La celebración penitencial en la tarde del viernes día 4 comenzó con la lectura del Evangelio y el acto de contrición. Tras la alocución de Mons. Javier Martínez, para ayudar a hacer examen de conciencia, y la formulación de una serie de preguntas a los fieles para reflexionar antes de acudir al sacramento de la reconciliación, cada persona rezó en silencio y, después, todos juntos rezaron el Padrenuestro. Posteriormente, y de forma personal a quienes se acercaban, los sacerdotes distribuidos por el templo catedralicio administraron el perdón de los pecados.

La celebración penitencial presidida por el Arzobispo en la Jornada «24 horas para el Señor» concluyó con el rezo de la oración del Magnificat, una oración de acción de gracias, a modo de penitencia, que se sumaba a la experiencia de la alegría del perdón. Mons. Martínez concluyó esta celebración penitencial con la bendición final.

CON LA IGLESIA UNIVERSAL, EN COMUNIÓN

La celebración de la Jornada «24 horas para el Señor» se celebra por tercer año consecutivo y, en esta ocasión, se enmarca en el Año de la Misericordia y en la celebración penitencial en el tiempo de Cuaresma. Nuestra Diócesis de Granada se une así espiritualmente al Santo Padre y lleva a cabo esta Jornada de 24 horas continuas de oración, perdón de los pecados y adoración para favorecer la experiencia personal de la misericordia de Dios, así como el don del sacramento de la reconciliación.

A lo largo de toda la noche y el día de mañana distintos grupos diocesanos y movimientos continuarán animando la oración en la jornada de puertas abiertas 24 horas continuas para la oración, perdón de los pecados y adoración al Señor. La Jornada concluye el sábado día 5 a las 17 horas con el rezo de Vísperas y Eucaristía presidida por el Arzobispo Mons. Javier Martínez.

Contenido relacionado

Santa Dorotea de Montau

Acusada de bruja y maltratada por su marido, la pocala Dorotea...

Enlaces de interés