El Padre, para rescatar al esclavo, ha querido entregarte a Ti, su Hijo eternamente amado”

Reflexión de D. Francisco Espigares, Vicario General y Moderador de Curia, ante la Imagen de Nuestro Padre Jesús del Rescate, Titular de esta Cofradía, con sede en la iglesia de Santa María Magdalena. Lunes Santo, 10 de abril, en la Plaza de las Pasiegas.

Nuestro Padre Jesús del Rescate, que por nosotros te entregaste a la muerte y una muerte de cruz, no solo lo has hecho en favor nuestro para salvarnos, sino en lugar nuestro, apurando el cáliz de la ira divina que merecía los pecados de la humanidad. Padre, aparte de mí este cáliz, pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que Tú quieres. Y el Padre, para rescatar al esclavo, ha querido entregarte a Ti, su Hijo eternamente amado. Abismo de amor supremo, siempre incomprensible. Has pagado por nosotros la deuda de Adán, nos has salvado, nos has rescatado de las garras del pecado, de la oscuridad del infierno.

Como rescatados y libres de las mazmorras de lo oscuro, ayúdanos a vivir en constante gratitud por lo que has hecho con nosotros. Enséñanos a ser libres en un contexto de consumo abrumador, y no permitas que nos dejemos esclavizar de nuevo. Tú, nuestro Salvador, Redentor que nos has rescatado a tan alto precio.

Padre Nuestro, que estás en el Cielo,
santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu Reino.
Hágase tu Voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.
Amén

D. Francisco Espigares
Vicario General y Moderador de Curia

Contenido relacionado

Enlaces de interés