El Obispo de Córdoba ordena siete diáconos

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

Mons. Demetrio Fernández, ordenó ayer en la Santa Iglesia Catedral a siete diáconos de la Diócesis en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Coincidiendo con la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, el Sr. Obispo presidió su primera ordenación en el templo principal de la Diócesis, en la que recibieron el ministerio diaconal siete alumnos de los seminarios diocesanos cordobeses San Pelagio y Redemptoris Mater, en una ceremonia a la que asistieron cientos de personas.   

Jesús  Ángel Doblas, Jesús González, José Gregorio Martínez, Ignacio Mora, Ladislav Proks, Rafael Romero y Carlos Sanz son los nuevos diáconos de nuestra Diócesis.   

Recordando la Solemnidad mariana de este día, Mons. Demetrio Fernández comenzó la homilía centrándose en María y manifestando que “Ella fue elegida por Dios para ser la madre del hijo eterno que se va a hacer hombre, Jesucristo nuestro Señor”. Al hilo de esto, explicó que al igual que María que fue librada de todo pecado y llena de gracia, “nosotros somos llamados a vivir sin pecado y en la plenitud de la gracia que Dios nos propone”.   

Asimismo, destacó que “hoy es para todos un motivo de gozo porque la Iglesia diocesana de Córdoba ve enriquecido su presbiterio con estos nuevos diáconos que hoy dan un paso firme y definitivo hacia el presbiterado, que será con la gracia de Dios muy pronto administrado”. En este sentido, recordó a los candidatos que ”el Sacramento del diaconado los configura con Jesucristo, Siervo de Dios y de los hombres”. “Entráis en la jerarquía eclesiástica al servicio de Cristo y su Iglesia para promover la comunión eclesial”, afirmó.   

Tras la homilía, los candidatos realizaron públicamente las promesas de colaborar en el ministerio del orden sacerdotal, de vivir el misterio de la fe con alma limpia, de celibato y de obediencia al Obispo y sus sucesores. Seguidamente, tras la plegaria de ordenación, los nuevos diáconos fueron revestidos por sus padrinos y recibieron el Evangelio como símbolo del ministerio de la palabra que están llamados a ejercer hasta que próximamente sean ordenados presbíteros.

Contenido relacionado

Última entrega del curso de Iglesia en Córdoba

Las actividades de verano que está llevando a cabo la Diócesis...

“Servimos con las manos de Marta y el corazón orante de María”

Cada 29 de julio, la Iglesia conmemora la fiesta de Marta...

La alegría vuelve a los campamentos de verano de la Diócesis

La demanda de estas actividades en época estival para que los...

Enlaces de interés