Comunicado de las Delegaciones diocesanas de Acción Caritativa y Social y Migraciones sobre la ayuda a Ucrania

Diócesis de Córdobahttps://www.diocesisdecordoba.com/
La diócesis de Córdoba comprende la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía y es sufragánea de la archidiócesis de Sevilla.

A través del comunicado adjunto, se recogen todas las iniciativas y vías puestas en marcha en la diócesis de Córdoba para ayudar al pueblo ucraniano

1. La situación de guerra que sufre Ucrania ha provocado un grave problema humanitario que afecta a millones de ciudadanos en el país y que puede acrecentarse en función de la evolución del conflicto armado. La ONU apunta a que se pueden esperar hasta cinco millones de desplazados.

2. La Iglesia que camina en Córdoba no quiere ni puede permanecer ajena al sufrimiento de tantos hermanos y hermanas. Siguiendo la invitación del Papa Francisco, además de la oración constante implorando el fin de la guerra y nuestra comunión afectiva y efectiva con todos los ucranianos que viven en España, la Diócesis de Córdoba pone a disposición de las autoridades competentes toda su capacidad de acogida para los refugiados ucranianos cuando así le sea demandado. Cáritas Córdoba así lo ha hecho ya a Cáritas Española.

3. Para ayudar eficazmente es necesario que las administraciones estatales, autonómicas y locales, entidades sociales y organismos no gubernamentales estén coordinados para articular y encauzar las iniciativas solidarias, identificando los recursos necesarios y la disponibilidad para la acogida.

4. La Diócesis de Córdoba debe estar también coordinada para articular las diferentes expresiones de solidaridad que, de distintas formas, se están programando o realizando, sea a través de parroquias, asociaciones, hermandades y cofradías y otras instituciones, o bien a nivel particular de fieles cristianos a título individual o agrupado, de manera que se realicen con orden y siguiendo las indicaciones precisas de las autoridades competentes, evitando así peligros graves como la vulneración de derechos de la personas.

5. Muchos miembros de la Iglesia en Córdoba han tenido o están teniendo iniciativas loables y llenas de generosidad, tanto en su disponibilidad como en sus acciones concretas, a título personal o de manera agrupada. Son expresiones preciosas de compasión cristiana con los más vulnerables. Sin embargo, estas acciones han de realizarse en coordinación con las autoridades competentes, con orden, previsión y siempre entre interlocutores que certifiquen la legalidad, como son instituciones u organizaciones no gubernamentales que trabajan en la zona en coordinación con sus correspondientes aquí en España, para evitar la trata de personas y la vulneración de derechos.

6. En cuanto a la ayuda material, y en la línea de lo que nos piden las instituciones y organizaciones que trabajan en el terreno, recordamos que es preferible la ayuda económica a la recogida de alimentos, medicamentos, ropa y otros enseres.

7. La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, siguiendo las indicaciones de las organizaciones que trabajan en el terreno, nos explica por qué se prefieren las donaciones económicas. Los bienes donados en especie en España pueden no ser adecuados a las necesidades de la población y a la situación humanitaria y logística del terreno, que puede variar rápidamente en situaciones de crisis y debe ser evaluada constantemente por los equipos de respuesta humanitaria en el terreno. Además, pueden suponer costes y dificultades administrativas logísticas adicionales (en el caso de medicamentos mucho más ya que requiere de unos estándares mínimos de calidad). Las ONG y la administración intentarán fortalecer esos medios y capacidades empleando a personal local, comprando materiales sobre el terreno que activen la economía y empleo locales y negociando con empresas nacionales.

8. Para la ayuda económica, además de otras instituciones, Cáritas tiene abiertas varias vías para las donaciones:

a) a través de su www.caritas.es (botón DONA);

b) a través de las cuentas corrientes:

CAIXABANK                                  ES31 2100 7731 7502 0026 6218

SANTANDER                                  ES88 0049 6791 7121 1600 9428;

BANCO COOPERATIVO   ES69 0198 0500 8020 4156 7120

c) a través de BIZUM: 00089.

9. En cuanto a la ayuda y acogida a personas, debemos evitar las iniciativas particulares para traer refugiados que no utilizan las vías establecidas para acogerse a la protección internacional. La iniciativa particular genera problemas a corto plazo y expone a los refugiados a las mafias de trata de personas. Además, la situación de guerra puede prolongarse en el tiempo y las familias que son acogidas en España deben tener la seguridad de que van a ser atendidas y acompañadas correctamente durante todo el tiempo del conflicto armado y hasta que puedan volver a su país.

10. Las familias refugiadas no pueden ser solo asistidas con la atención primaria (techo y comida), sino que también deben ser acompañadas en su regularización (protección temporal, permiso de trabajo y residencia) así como en su integración social (acceso a sanidad, educación, mercado laboral). Para ello es necesario contar con el respaldo de las instituciones dedicadas a este fin.

11. Mientras las autoridades competentes no organicen una evacuación y distribución controlada que evite la vulneración de derechos y la trata de personas, resulta prematuro articular un procedimiento de presentación de solicitudes de familias de acogida, valoración de las mismas y aceptación. Sin embargo, siempre es buena la previsión y, por ello, todos aquellos que deseen acoger familias ucranianas tendrán a su disposición un formulario realizado por la Diócesis de Córdoba, siguiendo el modelo de otras instituciones y organizaciones, con el fin de elaborar una base de datos que permita calibrar los ofrecimientos de solidaridad y movilizarse rápidamente cuando así nos lo pidan. Al formulario se puede acceder aquí.

12. Además del ofrecimiento de la propia casa, las eventuales familias de acogida pueden ofrecer segundas viviendas, así como apadrinar familias que hayan sido acogidas en otros centros y viviendas con la suscripción de una cantidad de dinero periódica. Cualquier tipo de ofrecimiento y acción ha de prever su prolongación en el tiempo y la posibilidad de financiación a medio-largo plazo, no solo a corto plazo.

13. En caso de menores no acompañados, la situación es diversa y requiere que la familia tenga el reconocimiento de “familia de acogida”, según la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, que incluye una serie de requisitos que se pueden consultar en www.juntadeandalucia.es.

14. Las asociaciones, parroquias y Cáritas parroquiales, cuando lleguen los desplazados, deben coordinarse y mantener reuniones con las administraciones locales (Asuntos Sociales) para determinar el mejor modo de acoger a las familias y atenderlas en todas sus necesidades.

15. Este desastre humanitario debe intensificar nuestra sensibilización sobre la realidad de desplazados y refugiados, independientemente del país de origen. Todas las personas que se ven abocadas a huir de sus países, sea a causa de hambre, guerra o cualquier otra necesidad, piden de nosotros un corazón abierto y acogedor.

16. Para más información, la persona de contacto en Cáritas Diocesana será Soledad Crespo (tlfno: 957 470 921; email: screspo@caritascordoba.org).

 

Adjuntamos cuestionario para recoger las ayudas del voluntariado.

https://forms.gle/ioLTS4khvFKDXmgJ8 

La entrada Comunicado de las Delegaciones diocesanas de Acción Caritativa y Social y Migraciones sobre la ayuda a Ucrania apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Día del Papa y de la colecta del Óbolo de San Pedro

El Obispo envía una misiva e insta a los fieles a...

Familia y Vida clausura el Año de la Familia Amoris Laetitia

El primer acto fue un Adoremus la noche del jueves, 23...

La adoración en el corazón del mundo

Con este libro Mons. Rey nos ofrece unas reflexiones que tocan...

Enlaces de interés