San Patricio, modelo para la Policía Local de encuentro con Dios en la adversidad

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

La Policía Local de Murcia ha celebrado esta mañana la festividad de su Patrono, San Patricio, con una Misa en la Catedral de Murcia que ha estado presidida por el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes. La Eucaristía ha contado con la asistencia del Alcalde de Murcia, D. Miguel Ángel Cámara, junto a la corporación municipal, el Delegado de Gobierno, D. Joaquín Bascuñana, representantes del Cuerpo de Seguridad del Estado, miembros de la Policía Local, así como algunos fieles que han querido acompañar la celebración.

Antes de comenzar la Santa Misa, ha tenido lugar una procesión claustral por el interior de la Catedral, en la que han participado las autoridades eclesiásticas, civiles y militares, acompañando la imagen del Santo.

En su homilía, Mons. Lorca Planes ha agradecido al Cuerpo de Policía su servicio y la entrega de su vocación. El Sr. Obispo ha recordado la figura de San Patricio, tomando su ejemplo como modelo de encuentro con Dios en medio del dolor, el sufrimiento, las penalidades y la esclavitud. «Vosotros, que sois ángeles también, que buscáis el bien, la justicia y la verdad de lo que debe ser una ciudadanía, donde la fraternidad y el bien deben imperar, os estáis enfrentando al sufrimiento»- ha expresado. En este sentido, el Prelado ha indicado que «tenemos que vivir con la mirada vigilante, para vivir el proyecto de vida de Dios». «Vosotros, como Patricio, vivís llevando el bien y la verdad, incluso protegiendo»- ha alegado el Pastor.

El Sr. Obispo les ha asegurado que «Cristo no es ajeno a las oscuridades y dolores de la humanidad» y que su experiencia nos ilumina. «En las llagas de Cristo vemos a quienes han sufrido – ha precisado. – En Cristo las víctimas son abrazadas por el amor de Jesús». Mons. Lorca ha explicado el valor de entregar la vida por una causa noble y por amor a Cristo, cobrando sentido la sangre derramada. «Sólo Cristo puede llenar de paz y serenidad a quienes han padecido en la propia carne las heridas del terror y la violencia»- ha apuntado. Por ello, les ha animado a «acudir al Él» y pedirle fuerzas.

«Sólo Cristo tiene la capacidad de juzgar verdaderamente sobre la verdad»- ha aseverado. Subrayando que «sólo en Cristo podemos establecer la justicia», ha añadido que «la justicia viene precisamente del amor». A su vez, ha comentado que «en la predicación de Cristo es esencial la exhortación al perdón y al arrepentimiento».

Para finalizar, ha pedido la protección de la Virgen de la Fuensanta para todos los presentes, y bendiciéndoles les ha invitado a que «vuestra vida sea según el modelo de Jesucristo».

Contenido relacionado

Una experiencia inolvidable, una experiencia de Dios

Unos 110 jóvenes de la Diócesis de Cartagena han participado en...

Enlaces de interés