«Los sacerdotes tenemos que ser apóstoles de la alegría y de la paz»

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

En el retiro de Cuaresma del presbiterio diocesano, Mons. Lorca Planes ha invitado a los sacerdotes a salir de la monotonía y crear espacios donde se fomente la escucha y el diálogo. El obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha impartido esta mañana un retiro de Cuaresma para los sacerdotes, que ha tenido lugar en el santuario de la Virgen de la Fuensanta, y que comenzaba con la exposición del Santísimo y un momento de oración. Tras el rezo de la Hora Tercia el obispo ha invitado al presbiterio diocesano a retomar la invitación del Santo Padre a «ser una Iglesia en salida», en la que se fomente y cuide «la escucha y el diálogo permanente». Mons. Lorca Planes ha recordado que «son momentos de incertidumbre y de zozobra, donde la necesidad de remar unidos en la misma dirección, tendiendo puentes entre los pueblos y entre las personas, se hace cada vez más necesaria». Para llevar a cabo esta misión, el Pastor de la Diócesis ha recordado que el camino de la sinodalidad es «una oportunidad para abrir el corazón a los demás, en comunidad», y que -parafraseando al Papa Francisco- «caminar juntos es el camino constructivo de la Iglesia, la clave que nos permite interpretar la realidad ante los ojos y el corazón de Dios». En relación a esto, Mons. Lorca ha destacado que en la Iglesia diocesana se está trabajando «con ilusión» el Sínodo: «En las reuniones que he tenido con los laicos he podido observar que este tiempo les ha venido muy bien y, en general, a toda la Iglesia. Es un tiempo de reflexión que nos va a sacar de nuestra monotonía, que nos está ayudando a salir adelante y agarrarnos a Cristo». En este retiro cuaresmal, en el que ha participado un gran número de sacerdotes, el obispo los ha interpelado a hacer una revisión de su actitud, a no resignarse y salir adelante: «Los sacerdotes tenemos que ser apóstoles de la alegría y de la paz. Hemos nacido para la alegría. Y somos llamados de entre los hombres para servir a los hombres». Para finalizar, ha tenido lugar una celebración penitencial en la que los sacerdotes han podido recibir el sacramento de la Confesión. Galería de imágenes

La entrada «Los sacerdotes tenemos que ser apóstoles de la alegría y de la paz» aparece primero en Diócesis de Cartagena.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

«Pido que Dios no deje a Ucrania, la niña de sus ojos», Vladimir Revutskyy

El diácono del Seminario San Fulgencio Vladimir Revutskyy Matsevko es ucraniano....

Cáritas Diocesana recibe la Medalla de Oro de la ciudad de Murcia

«Promover el desarrollo integral de las personas y pueblos, especialmente de...

Enlaces de interés