Jerónimo Hernández Almela, a 48 horas de ordenarse sacerdote

Diócesis de Cartagenahttps://diocesisdecartagena.org/
La diócesis de Cartagena es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la catedral de Santa María, situada en la ciudad de Murcia.

Quedan poco más de 48 horas para que Jerónimo sea ordenado sacerdote, reafirmando así la vocación que comenzó a surgir en 2008 en un encuentro en Taizé. Jero trabajaba en el Ayuntamiento de Las Torres de Cotillas cuando el nuevo párroco de Los Pulpites llegó pidiendo un callejero. Establecieron amistad y con él viajó hasta el sur de Francia para participar en un encuentro en la comunidad ecuménica de Taizé. «Creía que la Iglesia era más pequeña y que estaba apagada, allí descubrí una Iglesia viva, joven». En Taizé descubrió la oración, la contemplación y por primera vez se formuló en su interior la pregunta: «¿Qué quiere el Señor de mí?». Lo vivido en Taizé le hizo plantearse cómo podía transmitir a la gente todo esto y fue así como comenzó a entender que Dios lo llamaba para ser sacerdote.

Asegura que el tiempo del seminario fue muy duro, «cambié mi trabajo y mi aparente libertad para vivir encerrado, bajo un horario y una autoridad superior… Si no hubiera pasado por el seminario hoy no sería así, tengo mucho que agradecer a mis compañeros, a los sacerdotes y también a los seglares que me han apoyado estos años y que han rezado tanto por mí».

En sus años de pastoral ha sido varios años monitor del Seminario Menor San José, una experiencia que le ayudó a adaptarse a su nueva vida: «Veía a los seminaristas menores, más jóvenes que yo, que podían estar en sus casas pero habían elegido vivir dentro del seminario… pensé que si ellos podían yo también».

Su paso por la parroquia de San Francisco Javier – San Antón de Murcia le permitió descubrir la vida parroquial. Le sorprendió especialmente el grupo de jóvenes, «totalmente comprometidos, que cada viernes se reunían para orar». En la parroquia de San Juan Bautista de la pedanía murciana de Beniaján también trabajó con jóvenes, sobre todo en la catequesis de Confirmación: «Confiaron mucho en mí y pude comenzar a dar testimonio de lo que quería expresar».

No puede evitar emocionarse al hablar de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Molina de Segura, allí ha desarrollado su diaconado. «Estoy muy agradecido por como me han tratado, por la libertad que me han dado… me quieren mucho». Sobre este tiempo de diaconado en Molina asegura que le ha llamado la atención el trato con aquellas personas que se consideran «cristianos no practicantes» y que se acercaban a la parroquia para recibir alguno de los sacramentos. «Hay quien cree que viene a comprar algo y se marchan sabiendo que lo que tienen es un regalo; que esa comunidad es suya, que rezan por ellos». A esas personas que se sienten alejadas de la Iglesia, Jero les dice que «miren la alegría de quien sigue a Cristo, la alegría humana es concreta y temporal, pero la alegría del creyente es esa que no tiene explicación, que se vive en el centro de la Iglesia».

Este domingo, a las 20:00 horas, Jerónimo recibirá el Orden Sacerdotal en una celebración en la que está implicada toda la parroquia de Nuestra Señora de la Salceda de su pueblo natal, Las Torres de Cotillas.

Contenido relacionado

Visita de noche la torre de la Catedral

Durante los meses de octubre y noviembre la torre de la...

Encuentro y formación de catequistas entorno al día de su patrón

La Delegación de Catequesis de la Diócesis de Cartagena vuelve a...

Enlaces de interés