Festividad del 1º de noviembre en la Iglesia de la Palma

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El día 1 de noviembre ha sido una jornada pletórica en la parroquia viñera de Nuestra Señora de la Palma, con motivo del 256 aniversario del maremoto de 1755 y en recuerdo de la intercesión de la Santísima Virgen a favor de los habitantes del barrio.

La jornada dio comienzo a las 9.00 de la mañana, con la Eucaristía presidida por el Párroco y Director Espiritual de la Archicofradía, Rdo. D. Rafael Fernández Aguilar. A su finalización salió el rosario cantado hasta las murallas de la Caleta por donde se introdujeron las aguas en el barrio en aquel día de 1755, para proceder a la bendición del mar con el crucifijo que portara el Padre Macías, y a su regreso, en el cuadro situado en la calle de La Palma que conmemora el señalado prodigio de Nuestra Señora, cantar la salve y bendecir a los fieles que acompañaron en el rosario, en el día en que se cumplía 75 años de la bendición del cuadro, que pintara el presbítero Félix Quijada, en sustitución del que había sido quemado ese mismo año. 

A las doce de la mañana se celebró la Función Votiva en la que se renueva el voto que la Hermandad tiene realizado desde 1756 de agradecimiento a la Santísima Virgen. La solemne Eucaristía fue presidida por primera vez por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de nuestra Diócesis D. Rafael Zornoza Boy, quien estuvo acompañado por el Párroco Rvd. D: Rafael Fernández Aguilar, el Vicario Parroquial D. Antonio Silva Fernández, el Párroco Castrense del Santo Ángel, Rvd. D.: César Sarmiento, el capellán de la residencia  Rvd. D: Pedro Ortuño y el Rvd. D: Ramón Mera de los Sagrados Corazones y Párroco de San Pablo de Jerez, quien había predicado en la novena. 

Posteriormente el Sr. Obispo saludó y departió con cuantos fieles quisieron saludarlo tanto en la Parroquia como en su recorrido por el barrio, antes de departir en  un rato de convivencia con los miembros de la Hermandad, del coro parroquial que había interpretado la Misa Típica Gaditana, de cuyo libreto le hicieron entrega de un ejemplar, así como de la beca identificativa, y de todas aquellas personas que se acercaron a conocerle de manera más cercana.  

Por la tarde, cumpliendo el mandato que la Archicofradía tiene recogido en su acta desde 1755, salió en procesión de alabanza la imagen de la Santísima Virgen de la Palma Coronada, llevadas por sus hermanos cargadores. En su recorrido, este año y con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de los Dolores de la Hermandad de Servitas, la Hermandad quiso pasar ante la Parroquia de San Lorenzo, donde tuvieron un sencillo pero emotivo acto entre ambas hermandades. 

Con la finalización de la procesión se cerró una jornada de intenso contenido histórico y espiritual, con la vista puesta en el próximo año de 2012, donde se celebrará el 25 aniversario de la Coronación de la bendita imagen de Nuestra Señora de la Palma  

Contenido relacionado

Orientaciones pastorales y líneas de acción para la CEE

La Conferencia Episcopal Española ha hecho público el documento Fieles al envío...

Enlaces de interés