Comunicado de Cáritas Ceuta sobre las ayudas al pueblo ucraniano

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

En relación a la nota de comunicación publicada hace unos días, debemos hacer rectificaciones puesto que los problemas aduaneros continúan respecto al envío de materiales. POR LO QUE POR EL MOMENTO SE SUSPENDE EL ENVÍO DE ROPA.

Además, este domingo recibimos un correo urgente de parte de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) que exponía la siguiente información relevante para todos aquellos que están interesados en el envío material:

  • Las organizaciones humanitarias que trabajan en la zona están haciendo llamamientos para que no se realicen envíos de materiales en especie dado que están provocando problemas logísticos y operativos. La mayor parte de las personas que salen de Ucrania están en tránsito y muchos de los productos que están llegando no son útiles para su primera atención, y tampoco pueden cargar con ello para su viaje.
  • Las necesidades están siendo cambiantes y las ONG que operan en la zona son las conocedoras de lo que se necesita en cada momento. Están llegando materiales y productos innecesarios generándoles un problema de logística importante en un momento en el que deben destinar todos sus esfuerzos a atender de una forma urgente y precisa a las personas que van cruzando la frontera.
  • El envío de medicamentos o alimentos debe seguir rigurosos controles.
  • El transporte de productos es mucho más caro que la compra directa en los países en los que se está operando la ayuda, a la par que se colabora con las economías locales que debido al impacto de las llegadas de las personas refugiadas también necesitan apoyo.
  • Se ha detectado que están surgiendo grupos que hacen pasarse por ONGs que reciben las mercancías que llevan los voluntarios hasta allí, comercializando después con ello en el mercado negro por ello, cualquier envío a las zonas de frontera sea previamente coordinado con organizaciones con garantías que nos confirmen que van a recibir la mercancía.

Se hace mucho hincapié, en el apoyo económico a través de las vías oficiales que se han proporcionado para ello, de ésta forma el dinero será empleado en las necesidades reales que van surgiendo sobre la marcha.

Respecto a la acogida de refugiados, desde Cáritas Diocesana de Ceuta seguimos trabajando en ello, se sabe que no será una tarea fácil por las condiciones específicas de la ciudad de Ceuta, pero agotaremos todas las vías y recursos a nuestro alcance para conseguirlo. Los interesados en proporcionar un hogar de acogida temporal pueden seguir poniéndose en contacto con la entidad y se le irán tomando los datos, pero es importante tener en cuenta las siguientes cuestiones.

En primer lugar, hay que destacar que una vez que las personas cruzan la frontera de Ucrania ya se encuentran fuera de peligro y en situación de protección en el marco de la Directiva de Protección Temporal por tanto tendrán acceso a sus derechos en cualquiera de los países de la UE. Por ello hay que diferenciar entre una situación de riesgo extremo y la situación de tránsito que viven las personas que han salido de Ucrania para dirigirse a otros países, lo que requiere ser gestionado de una forma coordinada para que la ayuda sea efectiva y con todas las garantías de protección a las personas.

  • Exponer a las personas desplazadas y en especial a las mujeres, niños y niñas a ser víctimas de violencias y redes de tráfico. El hecho de que la ayuda a estas personas no se canalice adecuadamente puede hacer que durante el trayecto migratorio sufran violencias que no sufrían en origen o convertirse en víctimas de trato tráfico de personas al no ser adecuadamente acogidas.
  • El acogimiento de niños y niñas menores no acompañados, independientemente de su procedencia, debe realizarse a través de las Comunidades Autónomas, en coordinación con la administración central del Estado y su traslado y posterior acogida debe realizarse de acuerdo con lo que establece la normativa nacional e internacional. La acogida no es un trámite inmediato y debe constatarse que el menor se encuentra en situación de desamparo. Las personas interesadas en ofrecerse como familias de acogida deberán ser valoradas y obtener la idoneidad por parte de la entidad pública de protección a la infancia de su Comunidad Autónoma para garantizar las condiciones adecuadas para el cuidado del menor.
  • El impulso solidario no debe llevar a los mismos a situaciones de desprotección, violencia y trata. Para garantizar su protección y su interés superior existen procedimientos establecidos. En lo que se refiere a los niños y niñas acompañados es importante destacar que desarraigar y separar a los niños y niñas de sus madres y de sus familias no es una solución sino un trauma añadido.
  • En el caso de acogida de personas adultas o familias es importante recordar que con el fin de evitar abusos y violencias que se han producido en el pasado (instrumentalización de las personas para trabajo de internas, abusos sexuales…) es necesario que desde las autoridades competentes se haga un adecuado seguimiento y acompañamiento de los procesos para garantizar los derechos y la protección de estas personas. También es importante hacer una adecuada identificación de necesidades para abordar posibles situaciones de crisis y contar con el apoyo profesional necesario.
ENVIO DE DONATIVOS CÁRITAS CON UCRANIA

CÁRITAS ESPAÑA CAIXABANK ES51 2100 5507 5513 0051 4700

CÁRITAS ESPAÑA BIZUM 01453

CARITAS D. DE CEUTA CAIZABANK ES51 2100 5507 5513 0051 4700

BIZUM CÁRITAS D. DE CEUTA 01453

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés