Manos unidas Jerez presenta la campaña LXIII con el lema “Nuestra indiferencia los condena al olvido”

Diócesis de Asidonia-Jerezhttps://wp.diocesisdejerez.org/
La diócesis de Asidonia-Jerez, conocida también simplemente por diócesis de Jerez, ​ es una jurisdicción de la Iglesia católica de España que comprende el norte de la provincia de Cádiz, tomando como límite y frontera natural el curso del río Guadalete.

La Delegación Diocesana de Manos Unidas de Asidonia-Jerez presento en la jornada de ayer su campaña LXII con el lema “Nuestra Indiferencia los condena al olvido”. Esta presentación contó con la presencia de la delegada, María Asunción Delage, el responsable de proyectos, Sebastián Castrillón y el consiliario, Antonio Aguilar.

Los proyectos en Camerún y la India serán los destinatarios de las ayudas que en esta campaña recogerán los distintas personas que realizan su labor en la Delegación Diocesana de Manos Unidas. Entre las actividades de esta campaña se encuentra el día del ayuno voluntario que será el viernes 11 de febrero, siendo la Eucaristía el domingo 13 de febrero a las 19:30hrs en la Parroquia de San Juan de Ávila. Esta celebración que seguirá las correspondientes medidas higiénico-sanitarias será presidida por Monseñor José Rico Pavés, Obispo de Asidonia-Jerez.

PROYECTOS

El primero de los proyectos mencionados es en Camerún, concretamente en Kumbo. Hablamos de una población con un nivel socioeconómico muy bajo donde la mujer raramente puede escolarizarse. Es además destino de refugiados de la guerra lo que ha contribuido a empobrecer más aún a la población.

El socio local de Manos Unidas es la Congregación de las Terciarias Franciscanas, en la zona desde 1935, y el objetivo es recaudar 62.054 euros para la compra de semillas de calidad y equipamientos, con beneficiarias directas 700 mujeres y una duración del proyecto de 12 meses. Se trata de alfabetizar a las mujeres, crear huertos para que puedan alimentar a las familias y tengan un modo de vida.

El segundo proyecto explicó en la India es en Delhi, se trata de 13 barrios marginales donde sus condiciones son infrahumanas en las que las enfermedades como la malaria y la tuberculosis campan a sus anchas. Igualmente la mujer está marginada, las niñas por sistema no van a la escuela y los jóvenes caen víctima de las drogas, el alcohol y el Sida.

El socio local de Manos Unidas es la Sociedad Misionera de Santo Tomás Apóstol, que cuenta con un orfanato para niños huérfanos de Sida. La intención es arrancar un proyecto de dos años de duración para organizar a las mujeres y promover la educación de las niñas en 40 grupos de autoayuda. El objetivo es recaudar 68.562 euros para beneficiar a 2.520 mujeres.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés