Un día de gozo en la Iglesia de Almería por la ordenación de tres nuevos presbíteros

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

El sábado pasado ha sido un día de gozo y acción de gracias en la diócesis de Almería por la ordenación de tres nuevos presbíteros. En Pentecostés Mons. González Montes ordenaba dos nuevos diáconos y termina el curso con esta ordenación de presbíteros en vísperas de la solemnidad de san Pedro y san Pablo. La Catedral acogía a una multitud de fieles venidos de las parroquias de origen de los ordenandos y donde desempeñaban como diáconos su ministerio.

Muchos fieles venidos de Vera, donde ha ejercido como diácono hasta ahora Roly Gutiérrez Salazar, acompasando su dedicación pastoral con las clases de bienio de licencia en Teología en el Ateneo de los Franciscanos en Murcia. Fieles de la parroquia de Santa María de Ambrox, de Dalías, la patria chica de san José María Rubio. Fieles de la comunidad parroquial de S. Antonio de Padua, de la Capital, regentada por la Prelatura del Opus Dei. Incluso el Coro de la Catedral se llenó de fieles.

Fueron también muchos los sacerdotes, algunos venidos de Murcia, Pamplona y Málaga, que concelebraron con los sacerdotes diocesanos la solemne misa de ordenaciones presidida por el Obispo diocesano, aprovechando el día y la hora, sábado y a las 10,30 de la mañana. Ha sido un sábado de ordenaciones en varias diócesis de Andalucía. Hasta Almería se desplazaron también con alguno de sus formadores seminaristas del Colegio Seminario Bidasoa, de Pamplona, de diversas naciones de procedencia, porque allí ha permanecido, enviado por el Obispo a la Facultad de Teología, los años de estudios eclesiásticos Javier Ocaña Gámiz, uno de los neopresbíteros.

La schola de los seminaristas mayores interpretó como ya es conocida su intervención, alimentando el canto de toda la Catedral, siguiendo los textos de la liturgia del día y los propios del rito de la ordenación. No les fue tan fácil como otras veces, porque también estaba entre los ordenando Miguel Joaquín Martín Romero, el maestro de capilla del Seminario.

Al finalizar la misa, los nuevos sacerdotes recibieron el aplauso de cuantos llenaban la Catedral de la Encarnación, y el Obispo agradecía a todos su pedía la oración y la colaboración de todas las comunidades parroquiales en la promoción de las vocaciones sacerdotales.

Contenido relacionado

ANCLADOS EN EL RESENTIMIENTO

En mi libreta de ideas para estos artículos apunto algunas imágenes...

Nace una nueva comunidad neocatecumenal “joven y global”

Durante dos meses, en la Parroquia de Nuestra Señora de los...

Enlaces de interés