«Llamados a conectar con el mundo de hoy, caminando juntos». Misa de apertura de la Fase Diocesana del Sínodo

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

El Obispo Bernardo Álvarez, presidía este domingo la Misa de apertura de la Fase Diocesana del Sínodo sobre la sinodalidad. En una Catedral llena según las medidas de aforo permitidas el Obispo recordó que somos un solo cuerpo en Cristo y, por lo tanto, «todos nos necesitamos y somos interdependientes. Además, estamos invitados a participar, cuantos más mejor» en este proceso, viviendo «en comunión».

La Misa se inició en la pila bautismal con la renovación las promesas bautismales y la aspersión con el agua bendita. La procesión de entrada estuvo precedida con un cuadro de la Virgen Desatanudos.

Álvarez recordó en la homilía la importancia de tener buenos cimientos, aunque no se vean, para edificar correctamente la Iglesia y servir a los demás.

Caminar, escuchar, discernir

Desde el evangelio de este día, el prelado recordó como Jesús nos escucha, como a aquellos apóstoles, y también nos ayuda a discernir. «Eso es el Sínodo, ir juntos y discernir, escuchar la Palabra» y desde ahí verificar si el camino que llevamos es el correcto. «Somos un pueblo que camina y juntos caminando queremos alcanzar la ciudad que no se acaba»- recordó para desear que se reunan en todas las parroquias y realidades eclesiales para escucharnos, comprendernos, implicarnos en el anuncio del evangelio. Escuchar a las personas, enriquecernos mutuamente y «buscar un nuevo modo de ser cristianos, un nuevo modo de hacer las cosas para que con nuestra vida conectemos con la sociedad y el mundo de hoy, donde estamos llamados a ser sal y luz», es lo que se pretende en esta experiencia sinodal.

Para el obispo es decisivo discernir para no equivocar el camino y estar dispuestos, como Jesús, a «dar la vida en rescate por todos». Servir, es clave en esta hora y buscar el bien de los demás es un criterio de discernimiento. En este punto Álvarez puso como ejemplo el enorme servicio que muchos están desarrollando para minimizar los daños del volcán de cumbre vieja.

Formalismo, intelectualismo e inmovilismo

Recordando lo dicho por el papa Francisco en la Misa de apertura del Sinodo, aún siendo “una gran oportunidad para una conversión pastoral en clave misionera y también ecuménica”,  “no está exento de algunos riesgos”, y citó tres: el formalismo, el intelectualismo y el inmovilismo. Es preciso aprovechar las oportunidades del Sínodo: tiempo de encuentro, de escucha y reflexión, para ir a una Iglesia sinodal de la escucha y la cercanía.

«Si nosotros no llegamos a ser esta Iglesia de la cercanía con actitudes de compasión y ternura, no seremos la Iglesia del Señor. No olvidemos el estilo de Dios que nos ha de ayudar: la cercanía, la compasión y la ternura.

El obispo finalizó su homilía volviendo a hacer suyas las palabra del Papa:»que este Sínodo sea un tiempo habitado por el Espíritu. Porque tenemos necesidad del Espíritu, del aliento siempre nuevo de Dios, que libera de toda cerrazón, revive lo que está muerto, desata las cadenas y difunde la alegría…Ven, Espíritu Santo de amor, dispón nuestros corazones a la escucha. Ven, Espíritu de santidad, renueva al santo Pueblo fiel de Dios. Ven, Espíritu creador, renueva la faz de la tierra. Amén».

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Celebración de la Purísima e Inmaculada Concepción de la Virgen María

El próximo miércoles 8 de diciembre, se celebra la Solemnidad de...

donoamiiglesia.es presenta su nuevo portal más accesible e intuitivo

El portal donoamiiglesia.es, dependiente del Secretariado para el Sostenimiento de la...

Enlaces de interés