La Unidad Móvil de Intervención en Crisis y en Duelo de los Religiosos Camilos se desplaza a La Palma para acompañar a personas damnificadas de la erupción volcánica

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

Una Unidad Móvil del Centro de Escucha San Camilo de la Orden de los Religiosos Camilos se encuentra estos días en la isla de La Palma, para ofrecer acompañamiento emocional y orientación psicológica a personas damnificadas de la erupción volcánica de Cumbre Vieja. Se trata de un servicio del Centro de Humanización de la Salud, creado por esta Orden, que tiene por finalidad ayudar a las personas que pasan por una situación de sufrimiento o crisis en sus vidas (situación de duelo, personas con un familiar enfermo, soledad, otras situaciones difíciles…). Esta iniciativa ha sido coordinada y promovida por la Delegación de Pastoral de la Salud de la Diócesis Nivariense y por Cáritas Diocesana.

El Centro de Escucha constituye un verdadero dispositivo de salud y un recurso social para la prevención de patologías o para evitar la cronificación de estados asociados a situaciones vitales dolorosas. En este caso, las personas que solicitan ayuda o asesoramiento son atendidas por una de las personas que forman parte del cuadro de expertos en counselling (una profesión de ayuda formada por counselors, que tienen como objetivo asistir a personas que atraviesan conflictos, crisis, o que están en la búsqueda de mayor bienestar o integración personal) y relación de ayuda.

Talleres y charlas

En concreto, en la isla de La Palma llevan a cabo talleres con el personal técnico de Cáritas Diocesana; talleres de acompañamiento psicológico en las parroquias de San Pedro Apóstol y Santos Mártires (Argual, Los Llanos de Aridane) y charlas abiertas, en las que abordarán, entre otras cuestiones, aspectos como “aprender a vivir y acompañar la pérdida”; “la escucha que nos sana”; y “herramientas para acompañar tras los “golpes” de la vida”.

Igualmente, impartirán un taller formativo sobre la escucha para personas que quieran acompañar, especialmente catequistas y agentes de Cáritas; y un taller con el profesorado de religión y demás profesorado que lo desee, en la parroquia de Nuestra Señora de Bonanza (El Paso). También llevarán a cabo un encuentro con los sacerdotes de la Diócesis en la citada iglesia de El Paso.

Servicio gratuito y profesionalizado

La Unidad Móvil de Intervención en Crisis y en Duelo es un servicio del Centro de Escucha San Camilo de los religiosos camilos de Tres Cantos (Madrid). Dicha Unidad Móvil se concibe como una extensión del Centro de Escucha. Se trata de un servicio gratuito y externo del Centro, que se acerca adonde se está produciendo una situación de crisis para ofrecer el servicio de la escucha activa, la relación de ayuda, el counselling y la atención especializada en un Centro móvil acondicionado para dicha atención.

La Orden de los Ministros de los Enfermos comenzó a existir en agosto de 1582, cuando su fundador, Camilo de Lelis (1550-1614), entonces mayordomo del hospital de Santiago, en Roma, tuvo la inspiración de crear “una compañía de hombres piadosos y buenos que sirvieran a los enfermos […] voluntariamente y por amor de Dios, con el mismo amor que tiene una madre a su único hijo enfermo”. El deseo de Camilo era sustituir a los funcionarios de un gran hospital como aquel, “porque sus servicios no estaban motivados por amor auténtico ni cumplían con sus deberes, lo cual iba en detrimento de los enfermos”.

En la actualidad, los religiosos camilos son más de un millar y están distribuidos en 40 países del mundo, incluyendo sacerdotes y hermanos. El padre Leocir Pessini, brasileño, es el superior general de la Orden para el sexenio 2014-2020. El Vicario general es el religioso Laurent Zoungrana, natural de Burkina Faso. Los religiosos Camilos, con el mandato de su fundador de “cuidar a los enfermos, con el mismo amor de una tierna madre con su único hijo enfermo” dedican su vida a humanizar el mundo de la salud, cuidando a las personas enfermas y enseñando a otros a hacerlo.

Fuente: Cáritas diocesana.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Cien años de presencia de las Hermanas Franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo...

Las franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo están  celebrando el...

29 de mayo, Jornada de las Comunicaciones Sociales: «Escuchar con los oídos del corazón»

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no...

Enlaces de interés