Fiesta de Candelaria. «Confiemos en la Virgen María e imitemos sus virtudes»

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

Tras dos años con restricciones y limitaciones de aforo debido a la Covid-19, la Villa Mariana de Candelaria celebró este 15 de agosto de 2022, de vuelta a la “normalidad”. El día grande en honor a la Patrona de Canarias volvió a ofrecer la estampa de cientos de peregrinos en torno a la Basílica. Asimismo, alrededor de 700 deportistas realizaron la tradicional ofrenda floral a la Virgen.

La jornada comenzó a las 11 horas, con la procesión cívica hasta la plaza de la Patrona de Canarias. Posteriormente, se realizó la parada militar y la recepción del representante de su Majestad el Rey, responsabilidad que este año recayó en la figura del presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos. Ya, a las 12:00 horas comenzaba la celebración de la Solemne Eucaristía presidida por monseñor Bernardo Álvarez.

En la Misa estuvieron presentes diversas autoridades públicas, entre ellas, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana; el presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Pedro Manuel Martín; la alcaldesa de la villa mariana, María Concepción Brito; el Teniente General Jefe del Mando de Canarias, Carlos Palacios y el alcalde de Teror, municipio hermanado con la Villa de Candelaria, Sergio Nuez.

El obispo inició su homilía haciendo hincapié en que este día en el que celebramos la Asunción de la Virgen María, es un momento para estar alegres y entusiasmados. “¡Viva la Virgen María de la Candelaria, nuestra patrona!”, exclamó el prelado.

Seguidamente, monseñor Álvarez recordó que la Virgen María no es una imagen, sino una persona viva que pasó por este mundo como cualquiera de nosotros y que ahora vive eternamente junto a Dios, acompañándonos y cuidándonos con amor materno. En este sentido, indicó que lo importante es que creamos que ella es madre de Dios y madre nuestra, inmaculada, pura y santa.

Posteriormente, el obispo explicó cómo se venera a la Virgen. “Reconociendo lo que ella es, llamándola dichosa y bienaventurada, confiando en su papel en la obra de la salvación e imitando sus virtudes”. En este último punto se detuvo para enfatizar que “la Virgen María ha sido propuesta siempre por la Iglesia para la imitación de los fieles no precisamente por el tipo de vida que ella llevó y, tanto menos, por el ambiente socio-cultural en que se desarrolló, hoy día superado casi en todas partes, sino porque en sus condiciones concretas de vida, Ella se adhirió total y responsablemente a la voluntad de Dios”.

En otro momento de su homilía, el prelado nivariense señaló que para acogernos a la protección de María es necesario llevar una vida de oración. “Orar con ella a Dios, orar por medio de ella a Dios (intercesión) y orar a María directamente”.

Por último, Álvarez recordó que en la fiesta de la Asunción se nos invita a considerar tres aspectos que tienen que ver con nuestra vida: “El poder de Dios, la voluntad de Dios de salvar al ser humano completo (cuerpo y alma) y el triunfo o victoria sobre el pecado y la muerte”.

Tras la Eucaristía, la imagen de la Virgen de Candelaria salió en procesión alrededor de la plaza de la Basílica. Un momento muy esperado tras estos dos últimos años y que fue celebrado con una lluvia de voladores y gritos de “Viva la Virgen de Candelaria”.

– GALERÍA DE FOTOS

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Taller de Oración y Vida en la parroquia de San Luis Gonzaga

Talleres de Oración y Vida (TOV) sigue ofreciendo iniciativas en nuestra...

Manifiesto de las dos Pastorales de Migraciones en Canarias ante la muerte de migrantes

Justicia y Paz Tenerife, CONFER Tenerife, la Pastoral de Migraciones y...

Fechas de los encuentros de «El Reloj de la Familia»

El Reloj de la Familia es un taller práctico para parejas...

Enlaces de interés