El obispo Nivariense visitó la isla de La Palma

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

El obispo Bernardo Álvarez vivió una intensa jornada este pasado miércoles 22 de septiembre en la isla de La Palma, en la que pudo compartir con algunas personas la difícil situación que se está viviendo estos días. Por la mañana, estuvo presente en el cuartel El Fuerte, en Breña Baja, en donde pudo hablar con algunas personas evacuadas. Asimismo, también visitó la parroquia de San Isidro –acompañado por su párroco, Alberto Hernández–, y se reunió con todo el clero de la isla. En la tarde, el prelado Nivariense presidió la Eucaristía en el Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves.

Monseñor Álvarez quiso poner ante la patrona palmera, a la que los isleños han acudido en tiempos de calamidades y de gozos, a todos los habitantes de La Palma. En especial a los afectados por la erupción para que los «fortalezca y el volcán cauce el menor daño posible».

«Muchos lo han perdido todo, pongámonos en el pellejo de los demás, que nos mueva y nos conmueva, estemos atentos, pidamos a Dios por estas personas, para que les dé paciencia y fortaleza», destacó monseñor Álvarez en su homilía.

El obispo invitó a todos los cristianos a ofrecer al Señor la Eucaristía a los pies de María de las Nieves, para que “él, que también sufrió, nos ayude a nosotros a padecer las situaciones que nos toca vivir. Pidamos por estos hermanos y hermanas nuestros, por todas las personas que han tenido que abandonar sus hogares, sobre todo, por las personas mayores o aquellas más vulnerables. También por cuantos han perdido sus viviendas, fincas u otros bienes. Pidamos para que esta catástrofe termine lo antes posible, para que no se sigan produciendo más daños y pidamos para que las personas que están ahí, al pie del cañón, se mantengan fuertes y firmes y el Señor les dé fortaleza para seguir haciendo su trabajo”.

El obispo añadió que esta situación se va a prolongar en el tiempo. “Ojalá que se pare esta noche, pero la situación se va a prolongar en el futuro, pues no es fácil recuperar la vivienda y que las familias tengan todo lo necesario».

En este sentido, reclamó solidaridad para los próximos meses y recordó que Cáritas Diocesana de Tenerife ha lanzado una campaña de apoyo a la población de la isla de La Palma. «Gracias por la corriente de solidaridad que estos días se está manifestando para que a las personas afectadas no les falte la ayuda que precisan en estos dolorosos momentos y en los meses próximos», destacó Álvarez.

El obispo, que en su tiempo fue párroco en Todoque y La Laguna, agradeció el esfuerzo y la cercanía de las autoridades, profesionales y voluntarios, que están trabajando intensamente. «La coordinación, el esfuerzo y la cercanía que están mostrando es impresionante. Damos gracias a Dios porque, afortunadamente, estas actitudes y estos servicios están aliviando las dificultades que ha generado la erupción».

Al finalizar la Misa, todos los presentes realizaron una oración a María de las Nieves y monseñor Álvarez recordó que este viernes 24 de septiembre, en todas las parroquias de la diócesis, se celebrará una Eucaristía para pedir a Dios fortaleza y esperanza en estos momentos.

[embedded content]

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Juan Antonio Guedes, nuevo párroco de Nuestra Señora del Rosario en Valle Jiménez

El obispo ha nombrado al sacerdote Juan Antonio Guedes, nuevo párroco...

Cáritas, con los damnificados por el volcán de La Palma

Desde que comenzase la erupción del volcán de La Palma, Cáritas...

Enlaces de interés