«Decir con la vida que Cristo está vivo»

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

Vigilia Pascual, la más importante celebración de la vida de la Iglesia Católica.

En las parroquias diseminadas por toda la geografía insular, en comunión con los católicos de todo el planeta, pequeños o grandes grupos de cristianos, se reunían anoche en templos y plazas para vivir la “Vigilia Pascual”, la más importante celebración de la vida de la Iglesia Católica, la “madre de todas las vigilias”. 

Por ello, todas las iglesias permanecen especialmente engalanadas y, en ellas se proclamó el “Pregón Pascual”, con el que se inauguran cincuenta días de especial alegría para los creyentes en Jesús. No en vano, la noche pasada es tenida y celebrada por los seguidores de Jesús como: “¡noche tan dichosa! pues ella conoció el momento
en que Cristo resucitó”. 

En su Sede Catedralicia, el Obispo, presidió la Vigilia Pascual. La lluvia que caía sobre La Laguna impidió que el tradicional fuego, que rompe la oscuridad de la noche, se hiciera en la plaza, por lo que se realizó en un brasero. Nos reunimos – dijo Monseñor Álvarez – para conmemorar, proclamar y testimoniar, la fe que hemos recibido: ¡Que Cristo ha resucitado!

Todo es especialmente solemne y gozoso en esa Noche Santa. Como proclamó Bernardo Álvarez, “por el poder de Cristo Resucitado podemos ser mejores y más felices. Al celebrar la Pascua todos estamos invitados a brindar por la vida y la esperanza; porque nada ni nadie está definitivamente perdido para el Señor”. Para el Obispo el mensaje de futuro y esperanza del acontecimiento central del cristianismo permite sostener que por muy difícil y oscura que pueda ser cualquier realidad, “todos podemos renacer para dar los frutos de esa vida nueva que Jesús conquistó para Él y para todos nosotros cuando resucitó”.

El Prelado prosiguió, “todos hemos conocido y conocemos personas cuya vida es una verdadera “aparición del Señor Resucitado”; es decir, personas que de tal modo “viven en Cristo” y “Cristo vive en ellas”, que el amor, la bondad, la lucha por la paz y justicia,…  resplandecen en su vida”.

Hombres y mujeres de toda edad y condición – indicó el Obispo –  “dan testimonio de que Jesús ha resucitado, porque con sus vidas dicen que Él está vivo; gritan —sin palabras— que Él ha resucitado, porque lo hacen presente y cercano: consolando a los que lloran, escuchando el clamor del marginado, liberando al oprimido, irradiando ternura; compartiendo y enseñando a compartir el pan; anunciando la Buena Noticia a los pobres… Seguro que conocemos a muchas de esas personas. Hay a nuestro alrededor y por todo el mundo muchas “señales” de Cristo Resucitado.

EL Obispo en esta jornada especialmente importante del Domingo de Resurrección preside a mediodía la Eucaristía en su Sede. Durante la misma impartirá la Bendición Papal. Posteriormente, alrededor del templo de la Concepción saldrá en procesión, Jesús sacramentado, el Santísimo.

Contenido relacionado

Es bueno caminar juntos. Apertura de la Fase Diocesana del Sínodo

Este domingo día 17 la Catedral acogió la celebración de apertura...

«Llamados a conectar con el mundo de hoy, caminando juntos». Misa de apertura de...

El Obispo Bernardo Álvarez, presidía este domingo la Misa de apertura...

Enlaces de interés